+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

TRAS EL ROBO EN PARÍS

Kim Kardashian despide a su jefe de seguridad

La 'celebrity' acudió a la fiesta de cumpleaños de su hermana Kendal Jenner sin joyas y por la puerta trasera

 

Kim Kardashian y Pascal Duvier, en una imagen de archivo. - KIM SPELLMAN

EL PERIÓDICO
04/11/2016

Kim Kardashian ha acabado despidiendo a su jefe de seguridad, Pascal Duvier, tras el asalto que la estrella de la televisión sufrió en París a principios del mes de octubre. El escolta se encargaba de la seguridad del matrimonio formado por Kim Kardashian y Kanye West desde hacía tres años, pero el robo a mano armada que sufrió la estrella de la televisión en su hotel de París ha provocado una revisión completa de su servicio de seguridad. Una fuente citada por el programa de televisión 'Entertaiment Today' asegura que Duvier no ha sido el único cesado.

SIN JOYAS

La estrella del reality acudió el miércoles pasado a la fiesta del 21º cumpleaños de su hermana Kendall Jenner, una celebración privada a la que accedió por la puerta de atrás y sin joyas. Kardashian llegó escoltada por tres policías fuera de servicio contratados para esa ocasión. Por lo visto el matrimonio ha contratado a un nuevo equipo de protección que incluye exmiembros del servicio secreto que irán armados. Además, se ha comprado un nuevo coche blindado que posee todos los últimos avances para evitar asaltos. 

Desde el atraco en París, Kim Kardasian ha estado recluída en su casa y ha cancelado varias apariciones previstas. Hizo una pequeña aparición en su Facebook pero para un 'post' publicitario.

MAL RECUERDO

En la madrugada del lunes 3 de octubre, cinco hombres armados entraron en el hotel y dos de ellos accedieron hasta la habitación de Kim Kardashian en París. La ataron, la encerraron en el baño y le robaron sus joyas valoradas en unos 16 millones de dólares (algo más de 14 millones de euros). La estadounidense se encontraba en París asistiendo a los desfiles de la Semana de la Moda con sus hermanas Kourtney Kardashian y Kendall Jenner y su madre Kris Jenner.