+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

en Zaragoza

Mario Casas dice que 'Palmeras en la nieve' ha sido como "un viaje emocional y vital"

 

EFE
15/01/2016

El actor Mario Casas reconoce que el largometraje 'Palmeras en la Nieve' ha sido para él un "viaje emocional", un "proceso vital" en el que ha vivido "emociones" y sentimientos" que no conocía hasta el momento y con los que se ha encontrando metiéndose en la piel de su personaje.

"Siempre me dice mi hermana que sigo el método inconscientemente porque empiezo a cambiar mi vestuario y mi forma de ser para interpretar al personaje", ha asegurado Mario Casas (A Coruña, 1986) en una rueda de prensa antes de participar en un coloquio organizado por la Universidad de Zaragoza, donde ha estado acompañado por el director de la película, Fernando González Molina, con el que forma un "dúo" y un "pack" de éxito y por los actores Berta Vázquez y Alain Hernández.

Después de trabajar juntos en 'Fuga de cerebros' y 'A tres metros sobre el cielo', González Molina y Mario Casas han vuelto a triunfar con la adaptación al cine de la novela de la escritora aragonesa Luz Gabás, quien también ha estado presente en este acto.

Casas, sin obviar la evidencia de su éxito, ha insistido en que en ningún caso es un logro individual, porque tanto él como González Molina forman un "pack", un "dúo", con un público fiel que sigue desde hace años las proyectos que emprenden juntos.

"Más que un actor o una actriz lo que interesa es el concepto de película, la historia", ha matizado González Molina, para añadir a continuación que el público es "muy listo" y cuando paga "nueve euros" por una entrada de cine sabe "muy bien lo que quiere ver".

Y lo que ve en esta película es una historia de personajes y un drama humano, que se ha llevado a la gran pantalla tras un rodaje extremo, tanto en Colombia en una zona de guerrillas hace cinco años a la que sólo podían acceder en barcas, como en Benasque, donde la nieve complicó el trabajo.

Y en esta historia, Mario Casas interpreta a Kilian, un personaje "maravilloso" que le ha llevado a buscar y encontrar emociones y sentimientos que no conocía hasta el momento.

"Amo esta profesión por encima de todo", ha llegado a decir Casas, quien ha indicado que, aunque le acusen a veces de hacer películas comerciales, él trabaja siempre para llevar a mucha gente al cine, algo que ha conseguido al superar, incluso, a la última entrega de la saga 'Star Wars'.

Por ahora, la escritora aragonesa, Luz Gabás, autora de la novela 'Palmeras en la nieve', ha visto la película tres veces y espera verla de nuevo en la "intimidad" para fijarse en cada detalle de la película.

Ha comentado que la primera vez que la vio en Madrid estaba demasiado "tensa" y "abrumada", que la juzgó más que la disfrutó, y que fue en la segunda ocasión, en el estreno, cuando realmente se metió en la película, con la que está "encantada".

Sostiene que en un largometraje no caben todos las escenas y detalles de un libro, pero entiende que la cinta sí que refleja "esencia" de la historia.

"De un libro se pueden hacer muchas interpretaciones, pero creo que Fernando ha hecho una interpretación muy atinada que comparte el 90 % de los lectores", ha puntualizado.

Por su parte, Berta Vázquez, quien forma también parte del elenco de actores de la película, ha comentado que 'Palmeras en la nieve' ha sido el primer trabajo profesional que ha realizado como actriz.

"Nunca se me pasó por la cabeza ser actriz", ha indicado Vázquez, quien ha añadido que fue en el rodaje cuando se dio cuenta de la magnitud del proyecto donde estaba embarcada y de que su vida iba a cambiar desde ese momento.

A un mes de la gala de los Premios Goya, González Molina se ha referido también a las nominaciones y ha indicado que cree que 'Palmeras en la nieve' se merecía más, pero hubo "pocos académicos" que la vieron en ese momento.

"Desearía que todos los nominados ganaran", aunque ha valorado también el trabajo de Paula Órtiz en 'La novia'.

Ambos son trabajos "bestiales" y "poco frecuentes en el cine español", ha concluido.