+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

CINE

'Mascotas': animalitos de oro

La nueva apuesta del Illumination, el estudio de animación que trajo al mundo 'Gru, mi villano favorito' y 'Los Minions', arrasa por donde pasa

 

'Mascotas': animalitos de oro -

JUAN MANUEL FREIRE
06/08/2016

Según una famosa frase del guionista William Goldman, “nadie sabe nada” en Hollywood, pero los grandes estudios parecen obstinados en afirmar que el público no quiere conceptos frescos, solo secuelas, reinicios y ropa vieja refrita. Esa teoría cae por los suelos con casos como el de ‘Mascotas’, que saldó su primer fin de semana en cartelera en EEUU con 93 millones de euros de recaudación, es decir, el mejor arranque jamás visto para una película animada con concepto, digamos, fresco, sin un 2 o un 3 en el título.

Bueno, su concepto tampoco es tan original. A Chris Meledandri,presidente de la compañía Illumination Entertainment, se le ocurrió la idea de hacer una película sobre qué hacen nuestras mascotas cuando salimos de casa. Básicamente, el argumento de ‘Toy story’, solo que cambiando los juguetes por gatos, perros y otra clase de animales que quizá no sean tan domésticos pero aun así la gente adopta.

En la película, el terrier Max ve peligrar su feliz vida con su dueña Katie con la llegada al hogar de Duke, un chucho grandullón rescatado de la perrera. Cuando los hermanos forzados acaban perdidos por las calles de Nueva York, se ven obligados a resolver sus diferencias y unir fuerzas contra el conejo Snowball, que está creando el ejército de mascotas abandonadas que cantará las cuarenta a la humanidad.

Este amago de trama es, en realidad, una mera excusa para unir una broma detrás de otra, a menudo a costa de manías reales de los animales. De acuerdo, nadie ha tenido un caniche que cambie la música clásica por System Of A Down en cuanto uno pone el pie fuera de casa, pero la película se basa en la realidad para muchos otros detalles, como (1) la forma de los perros de subir escaleras, dando pequeños saltos, o (2) el afán que tienen por olerse el trasero entre ellos. E incluso otras ideas más locas: el codirector Chris Renaud inspiró a sus animadores con vídeos de YouTube como el recopilatorio ‘Los animales pueden ser idiotas’, disponible aquí debajo para su placer/pasmo.

Dicho esto, en la película, el punto más álgido llega con algo de lo que todavía no existe documento visual: un sueño febril perruno, producto de un empacho en una fábrica de salchichas. Está a la altura de aquella imborrable escena de ‘El viaje de Arlo’ con dinosaurio y pequeño salvaje flotando por el espacio gracias a unas bayas psicodélicas. En su personal alucinación, los perretes ven a un puñado de salchichas cantar el ‘We go together’ de ‘Grease’ y marcarse coreografías acuáticas en la línea de Busby Berkeley. Solo por esto, ya vale la pena pasar por taquilla.


ÉXITOS CON SANGE EUROPEA

La compañía de cine familiar fundada por Chris Meledandri, subsidiaria de Universal, arrancó su carrera mirando cara a cara a la todopoderosa Pixar: ‘Gru, mi villano favorito’ recaudó nada menos que 485 millones de euros en el 2010, convirtiéndose en uno de los pocos títulos originales en situarse en el 'top ten' de la taquilla americana del año. Tuvieron menos suerte con su nuevo proyecto creado desde cero, el cruce de animación e imagen real ‘Hop’, pero tanto la adaptación del Dr. Seuss ‘Lorax: En busca de la trúfula perdida’ como la inevitable secuela de ‘Gru’ -y el 'spin off' dedicado a los acólitos del villano, ‘Los Minions’- han obtenido la aprobación popular.

¿Cuál es el secreto del éxito de Illumination? Seguramente, su apuesta por la diversión. Pixar ahonda más en la complejidad emocional y suele perseguir conceptos novedosos, mientras que la compañía de Meledandri se inscribe orgullosamente en la tradición del 'cartoon': energía dinámica, humor absurdo y puro desdén por las leyes de la física. Es una sensibilidad que los niños abrazan de forma instintiva y que sus padres gustan de recuperar, nostálgicos de las horas pasadas con ‘Looney tunes’.

¿Qué son armas vistas en ‘Gru, mi villano favorito’ como la pistola piraña o el lanzacalamares si no revisiones último modelo del arsenal ACME? Illumination ha encontrado un filón en esta sed de diversión colorida y feliz sinsentido y ha sabido sacarle provecho económico, cocinando sus producciones en Francia para aprovechar las ventajas fiscales. En verano del 2011, adquirió el apartado de animación del estudio Mac Guff y lo renombró Illumination Mac Guff. Chris Renaud -director o codirector de cuatro de las cinco películas de la empresa- no se mueve de París para trabajar con artistas de ‘storyboard’ afincados en EEUU ni dirigir a las voces famosas que doblan las películas; en el caso de ‘Mascotas’, grandes de la comedia americana actual como Louis C.K., Ellie Kemper, Hannibal Buress y Jenny Slate.

Algunos de los mayores éxitos planetarios de la animación reciente tienen sangre europea. La táctica de Illumination parece ingeniosa: ‘Mascotas’ costó casi la mitad que ‘Del revés’, pero hizo aún más dinero que aquella en su primer fin de semana; 93 millones de euros, contra los 81 del clásico de Pixar. El pasado martes -rebasados los 360 millones en todo el mundo- se anunció la segunda parte, en la que repetirán el director y uno de sus tres guionistas; está por ver qué mascotas volverán. En cualquier caso, aquí lo único importante es saber si alguno de esos animales hará una visita alucinógena a la fábrica de salchichas.

El resto del legado

‘Gru, mi villano favorito’ (2010). Esta parodia afectuosa del cine de superespías hacía alguna apelación al lagrimal, pero debía menos a Disney que a la Hanna-Barbera de ‘Los autos locos’.

‘Hop’ (2011). Claro intento de aprovechar el éxito de ‘Alvin y las Ardillas’, con la que comparte espíritu musical, director y la mezcla de animación con imagen real.

‘Lorax: En busca de la trúfula perdida’ (2012). Durante su época en Fox, Meledandri produjo ‘Horton’, aplaudida adaptación de un libro del Dr. Seuss. ‘Lorax’ tuvo éxito, pero no convenció a la crítica.

‘Gru 2. Mi villano favorito’ (2013). El supermalo dejaba de ser malo y era tan solo súper en esta nueva entrega aún más grande, aún más rápida, que no mejor. Habrá tercera el año que viene.

‘Los Minions’ (2015). Las píldoras amarillas rob aescenas se ganaron su propia película: una “historia de orígenes” con poca historia y mucho gag 'slapstick' de eficacia desigual.