+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

NUEVO EPISODIO

Miguel Bosé reaparece tras su salida de las redes y después retiran el vídeo

"Determinadas vacunas no me las voy a poner", aseguraba en el vídeo

 

Miguel Bosé, en un vídeo de Instagram. -

EL PERIÓDICO
22/09/2020

La última vez se había explicado mediante un comunicado, pero ahora el cantante Miguel Bosé había decidido dar de nuevo la cara de nuevo para hablar de la vacuna contra la coronavirus y, por el motivo que sea, el vídeo, de más de dos minutos, ha sido retirado de la circulación poco después.

En el vídeo el intérprete se mostraba de nuevo en la misma línea de sus opiniones de los últimos meses y que tantas críticas habían suscitado. "Estamos hablamos de un período de dictadura política y en parte escéptica. Necesitamos la verdad. La gente quiere saber y tiene derecho a la verdad, pues yo voy a dar pelea por la verdad y no soy el único", manifestaba en las imágenes retiradas. El cantante pide contrastar las informaciones y asegura que él no está en contra de las vacunas, "pero sí de esta vacuna", refererida al covid-19. "Determinadas vacunas no me las voy a poner, no me las quiero poner, y espero que no me obligen a ponérmelas. Y, sobre todo, que no sean condicionantes porque si nos quieren vacunar a todos, sospecho, hay algo detrás y que hay algo dictatorial por detrás", asegura.

"La no alineación en el mensaje que se pretende transmitir lógicamente te expone a ataques de todo tipo. (Haces frente a) humillaciones, a mofas, en fin; pero eran de esperar estos ataques y van a seguir porque yo no me voy a alinear", insiste el cantante.

El pasado agosto, la agencia que le representa, Ocesa Seitrack, hacía público un comunicado para aclarar que fue el artista quien había decidido voluntariamente darse de baja de las redes y no ellas las que le habían expulsado por sus afirmaciones. "No considera que en la actualidad dichas redes sean plurales y objetivas. No permiten la libre expresión y sujetan a los usuarios a sus criterios e intereses empresariales y políticos. Ejercen la censura y el control de la información y los contenidos. No encuentra equilibradas las prestaciones que ofrecen a los usuarios y las obligaciones a que les someten", se leía en el comunicado.