+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

BROMA EN HALLOWEEN

Un Pedro Sánchez zombie se abre paso entre las máscaras de este Halloween

Una empresa madrileña de disfraces lanza la careta para que se comprenda el 'No es no'

 

La máscara zombie de Pedro Sánchez. - EL PERIÓDICO

IOSU DE LA TORRE
24/10/2016

El mundo es de los vivos. Y de los muertos vivientes. Se trata es de hacer caja. La ocurrencia más reciente es la de una casa de disfraces madrileña que lanza para la noche de Halloween la careta zombie de Pedro Sánchez.


Como si en el chiste se incluyera que la serie favorita de televisión del líder socialista caído en beneficio de la abstención tuviese que ser Walking death o True blood. La broma triunfará seguro. Sobre todo entre los miembros del comité federal que han evitado que hubiese un Gobierno Frankenstein, oSánchestein. De aquí quizá lo de la máscara zombi. 

El carnaval de otoño invita a la astracanada: que organicen para el próximo fin de semana un baile de máscaras en la sede de Ferraz o en el Grupo Socialista del Congreso tras la investidura de Mariano Rajoy. Debajo de las careta, ¿se esconderá el obicuo Antonio Hernando? 

¿Felipe González? ¿Rubalcaba? ¿Carme Chacón? ¿Con Pablo Iglesias infiltrado? Sería como un gag de Polònia, pero a todos ellos les basta con una mueca de sí mismos. 

'NO ES NO' Y LA ABSTENCIÓN

Según se ha dado a conocer en internet, la páginadisfrazmania.com vende el rostro deformado de Sánchez con esta propuesta. «Ha vuelto del más allá para asegurarse de que todos comprendemos que No es No. Consigue el disfraz más buscado en este Halloween». Durante este lunes, el teléfono del establecimiento no ha respondido a las llamadas de este diario.

No hemos podido despejar la duda de si el resucitador del cadáver socialista es un militante de Podemos o de El Hormiguero de Pablo Motos. También podría ser un devoto de la sultana andaluza, Susana Díaz, más partidario del día de todos los santos que el de las calabazas norteamericanas.

La máscara dejó de ser veneciana para transmutarse en sátira de los que gobiernan. La galería muestra cabezas que asemejan a las de Rajoy, Aznar, Obama, Merkel o el papa Francisco, Clinton, Trump, Zapatero. Una ocasión para poder reírse de todos ellos.