+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

Confesiones en Tele 5

Rafael Amargo: "Hace siete años que no me meto una raya"

El bailaor revela que está estudianto un máster de drogodependencias de la Universidad de Barcelona

 

Rafael Amargo se confesó con Jorge Javier Vázquez y compañía. - EUROPA PRESS

EL PERIÓDICO
22/02/2021

Tras los meses más complicados de su vida en los que ha pasado por el calabozo, Rafael Amargo ha renunciado a sus desencuentros con 'Sálvame' para sentarse frente a Jorge Javier Vázquez. Mucho más calmado y reflexivo de lo que nos tiene acostumbrados en sus apariciones públicas, el bailaor dejo claro que tanto el programa como muchos periodistas tendrían que pedirle perdón por cómo le han tratado en estos meses.

Sobre el proceso judicial en el que está inmerso y del que depende su libertad, explicó: "Todo está encauzado y estoy muy tranquilo. No tuve miedo hasta hace poco. Me tengo que callar porque es un proceso judicial muy serio". Aunque tras su salida de los juzgados denunció tratos vejatorios, durante la entrevista matizó: "Más que en el calabozo estuve en las oficinas, me decían que tenía muchas casas y la mitad no eran mías. La policía se portó bien conmigo en el calabozo, solo tuve un altercado con un funcionario en los juzgados" aclaró.

Una mano negra

Totalmente convencido de que todo este proceso no ha sido del todo claro y ha estado manipulado por una supuesta "mano negra", el bailaor cree que se le ha tratado como chivo expiatorio: "Me siento utilizado. Tengo que tener miedo, yo le llamo respeto, he sido una persona ejemplar y si le hubiera pasado a otra persona hubiera sido de otra manera. Toda la culpa es mía por meter el hocico donde no debo", sentenció.

Insistiendo en su versión y en su inocencia, Amargo aseguró que él y su mujer están pasando por un momento muy delicado debido a que incuso su madre, que vive en Argentina, se enteró de la detención antes de que sucediera. Sin hablar del todo claro sobre el supuesto interés de alguien por que la noticia de su detención saliera a la luz, Amargo comentó: "Mi mujer se encuentra bastante mal, ella es de Córdoba, Argentina y su madre se enteró de que nos habían detenido antes de que sucediera. Lo que iban a hacer por unos minutos se lanzó antes. Cuando me detuvieron hasta la misma policía estaba extrañada de que la prensa estuviera allí", explicó creando un gran revuelo entre todos los colaboradores del programa que creen que es muy grave esta acusación.

Dogas y problemas económicos

Ante las constantes acusaciones de consumo de drogas, se mostró rotundo: "Hace siete años que no me meto una raya de cocaína porque no me sentaba bien. Yo nunca he bebido ni he fumado". Aseguró que no le costó dejar de consumir: "Yo soy muy drástico, era dejarlo o morirme de pena. Ahora estoy en un máster de drogodependencia en la Universidad de Barcelona, estoy aprendiendo muchas cosas de la teoría".

Consciente de la importancia de elegir a las personas que te rodean para cerrar este doloroso capítulo en su vida, Amargo reconoció que ha tenido que sacar a ciertas personas de su día a día: "Después de todo esto que me ha pasado he tenido que prohibir la entrada de gente a mi casa, gente con la que te diviertes cinco minutos y que no tiene oficio ni beneficio, además no son agradecidos".

Con su estabilidad económica en entredicho y la sombra de la ruina sobrevolando su futuro, despejó cualquier duda: "He pasado apuros económicos y los seguiré pasando, yo produzco todas mis funciones. Hoy tengo una buena noticia, me han pagado y hoy todos están muy contentos porque han cobrado. Tengo mi vida resuelta económicamente y te digo por qué, porque sino la tuviera por mí, la tengo por mis padres".

María Patiño "se inventa las cosas"

Volviendo a defender su amistad con la actriz Blanca Romero, que finalmente participó en el espectáculo de 'Yerma', el bailaor se deshizo en elogios hacia ella: "Es una tía trabajadora, luchadora, que ha sacado a sus hijos hacia adelante. Todo lo que se ha dicho de Blanca es un bulo, no hemos tenido ningún problema". Y fue muy contundente con María Patiño y su forma de trabajar: "Se inventa las cosas, es muy cruel y no es una periodista seria". "Que no se meta con mis padres y mi hijo porque yo no me meto con su marido y con su hijo".