Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

EL ÚLTIMO POSADO EN MALLORCA

Los Reyes visitan la sierra de la Tramuntana

Recorren Son Marroig, la impresionante posesión que perteneció al archiduque Luis Salvador de Austria

EL PERIÓDICO
08/08/2019

 

Los Reyes y sus hijas han visitado este jueves por la mañana Son Marroig, la espectacular posesión que el archiduque Luis Salvador de Austria adquirió a finales del siglo XX cuando se enamoró del norte de Mallorca. Son Marroig está situado en el municipio de Deiá, junto al mar, y ofrece unas vistas espectaculares sobre el Mediterráneo. Los Reyes y sus hijas han posado para los medios gráficos en el templete de mármol con columnas jónicas que mandó construir el archiduque para realzar aún más la belleza del lugar.

La Familia Real también ha estado paseando por los jardines de la posesión mallorquina, que tiene un estanque, y, después, desde el interior, se han asomado a la terraza y al balcón. La visita ha tenido lugar a primera hora de la mañana, cuando todavía no había turistas.

Para la visita, la reina Letizia ha elegido un veraniego vestido en color marfil y unas alpargatas anudadas en el tobillo. El Rey llevaba pantalones vaqueros blancos y camisa azul estampada. La princesa de Asturias, un vestido azul tejano y abarcas menorquinas y la infanta Sofía, un vestido blanco y sandalias.

Tras visitar Son Marroig, los cuatro miembros de la Familia Real se han trasladado al monasterio de Miramar, fundado por Ramon Llull en 1276, con el fin de formar a franciscanos para convertir musulmanes al cristianismo. Con el paso del tiempo, cayó en decadencia y en 1872 lo compró el Archiduque Luis Salvador, quien lo reconstruyó.

Tras la muerte del Archiduque, tanto Son Marroig como Miramar pasaron a su secretario, Antoni Vives, cuyos descendientes siguen siendo hoy los propietarios. Durante la visita, los Reyes y sus hijas estuvieron acompañados por el marido y el hijo de una de las actuales propietarias, Isabel Rivas Vives.

Con la recepción del miércoles por la noche en el palacio de la Almudaina, a la que acudieron unos 600 invitados, y esta visita terminan las vacaciones de puertas abiertas de los Reyes, que a partir de ahora procurarán disfrutar de unos días de descanso en la intimidad. Desde que llegaron a la isla, el pasado 31 de agosto, a la Reina y a sus hijas se las ha visto en siete ocasiones en público y Letizia ha reconocido que los veranos en Mallorca son cada vez son mejores.

Las noticias más...