Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

MUJERES QUE HICIERON HISTORIA

Teresa Carreño, la virtuosa pianista venezolana que cautivó a Abraham Lincoln

A lo largo de su más de medio siglo de vida artística se presentó en los mejores teatros de ciudades como Nueva York, París, Berlín y Milán

EL PERIÓDICO
22/12/2018

 

Cuando uno busca a las personalidades más destacadas de Venezuela en Google, el buscador arroja una larga lista de nombres de hombres, casi el 99% para ser más exactos, que con sus buenas acciones y talento pasaron a la historia. Simón Bolívar fue uno de ellos.  Sin embargo, nadie a los 9 años de edad tenía la atención y la admiración del mundo en sus manos. Teresa Carreño fue la única.

Nacida en Caracas un 22 de diciembre de 1853, María Teresa Gertrudis de Jesús Carreño García, es considerada por muchos expertos como la pianista más prolífica de América Latina durante los siglos XIX y XX, y una de las pianistas y compositoras más importantes del mundo.

Google, homenajeada a Teresa Carreño con un Doodle por su 165 aniversario de su nacimiento y la podemos disfrutar en las webs de Venezuela, Perú, Chile, Argentina, Uruguay, Islandia, Suecia, Bulgaria, Israel, Vietnam, Japón y España.

NIÑA PRODIGIO

A los 9 años, da su primer concierto en Nueva York y, luego de vivir una temporada en Estados Unidos, tocó en la Casa Blanca para el presidente Abraham Lincoln. Precisamente, fue con el famoso presidente estadounidense que vivió uno de los pasajes más llamativos de su prolija vida.

Como esta niña prodigio sabía que al presidente Lincoln le gustaba la música compuesta por su maestro Gottschalk, tocó varias de piezas de su autoría. Como anécdota refiere el escritor Kenneth Bernard, citando palabras escritas varios años después por la pianista, que la niña se dio cuenta de que el piano del recinto presidencial estaba desafinado y declaró que no tocaría más. Como respuesta, Lincoln le dio unas palmadas en el hombro y le pidió que tocara una de sus canciones favoritas, "The Mocking Bird". Carreño la interpretó con algunas variaciones respecto al tema original.

GLORIA, CAÍDA E INMORTALIDAD

En 1873 se casó con el violinista Emile Sauret, pero se divorció en 1875 para casarse al año siguiente, con el cantante de ópera Giovanni Tagliapetra. Posteriormente, con su segundo marido funda una empresa de conciertos, la Carreño-Donaldi Operatic Gem Company. Aquí empezaron los problemas y el desamor.

A mediados de 1885, Teresa Carreño volvió a Venezuela luego de una ausencia de 25 años, al ser invitada por el presidente Joaquín Crespo a dar un concierto en Caracas. En 1886 durante el tercer período presidencial de Antonio Guzmán Blanco, conocido como la "Aclamación" (1886-1888), fue comisionada por el "Ilustre Americano" para organizar la siguiente temporada de ópera de Caracas.

Sin embargo, en el desarrollo de esta comisión se presentó un problema cuando el elenco que contrató para tal efecto no tuviera la calidad requerida para la ocasión. Sumado a este fracaso, la sociedad caraqueña empezó a adoptar una actitud de rechazo hacia Teresa Carreño, por ser una mujer divorciada y vuelta a casar, lo que era para el momento un escándalo. Las circunstancias antes descritas, derivaron en el boicot de las óperas presentadas y por ende en el fracaso de la temporada de ópera en cuestión.

De regreso a Europa, Teresa Carreño se desempeñó como solista de la Orquesta Filarmónica de Berlín. En esta ciudad, donde había fijado su residencia, ya divorciada de su segundo marido, conoce al pianista Eugêne D'Albert con quien se casó se casó el 27 de julio de 1892, divorciándose luego por tercera vez en 1895. Finalmente, en 1901, se casaría por cuarta y última vez con su cuñado, Arturo Tagliapetra.

Al estallar la Primera Guerra Mundial, inició una gira por España, Cuba y Estados Unidos donde falleció, víctima de un agotamiento general debido a los largos años de excesivo trabajo.

Entre sus obras como compositora figuran: Himno a Bolívar; Saludo a Caracas; el vals A Teresita, dedicado a su hija; el Cuarteto para cuerdas en si bemol y el Bal en revé opus 26. Sus cenizas fueron traídas a Venezuela en 1938 y desde el 9 de diciembre de 1977 reposan en el Panteón Nacional. En su honor, el principal complejo cultural de Caracas, inaugurado en 1983, lleva su nombre.

Las noticias más...
Deshacer Previsualizar antes de guardar Guardar CMS desarrollado por: CMS desarrollado por DiCom Medios, S.L.