La Crónica de Badajoz | Sábado, 17 de noviembre de 2018

Visita del ministro de Fomento a Extremadura

De la Serna dice que las averías del tren extremeño descenderán aún más con el nuevo Talgo

«¿Cuándo habrá AVE en la región? En materia de plazos no doy fechas para evitar frustración», admite. Asegura que han bajado y augura que la entrada en funcionamiento del taller de Badajoz las reducirá

MIGUEL ÁNGEL MUÑOZ 09/02/2018

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, sacó pecho ayer en su visita a Cáceres al asegurar que las incidencias del tren extremeño «han descendido significativamente» porque Renfe ha ido tomando medidas después de las continuas averías registradas en los últimos meses en el trazado ferroviario extremeño. El titular ministerial auguró que la puesta en funcionamiento del nuevo Talgo el próximo 1 de marzo, «para mejorar el confort en el acceso a esta tierra», hará descender aún más esas cifras.

En este sentido, también se refirió a la puesta en marcha del taller de revisión y mantemiento de material rodante que se instalará en Badajoz (el 1 de febrero se publicó en el BOE el estudio de detalle) y «que permitirá -dijo- resolver ese tipo de incidencias con mayor celeridad sin tener que estar dependiendo de bases de mantenimiento en Madrid, lo que acortará mucho los tiempos de espera». De la Serna aclaró que «eso no quiere decir que no sigan existiendo incidencias, las hay y desgraciadamente las seguirá habiendo, como en todos los corredores en España, por supuesto, pero lo que estamos haciendo es tomando esas medidas».

Quiso así el ministro de Fomento tranquilizar a la opinión pública y aprovechó para hacer un repaso a las actuaciones que en materia ferroviaria está llevando a cabo su departamento. Primero habló de la línea convencional, refiriéndose a proyectos como el tramo entre Humanes y Mongragüe, cuya mejora comenzará en marzo con una inversión de casi 60 millones de euros, y la conexión de Mérida-Puertollano, en la que se invertirán 382 millones, así como la licitación del tramo Cabeza del Buey-Castuera, por 20 millones y un plazo de 14 meses, y Guadalmez-Los Pedroches, 22 millones en 12 meses.

De la Serna insistió en que se están cumpliendo «fielmente» los compromisos adquiridos en Extremadura. ¿Pero cuándo tendremos AVE? «Soy optimista de naturaleza pero en lo que a plazos se refiere procuro no serlo tanto para evitar generar frustración y que la gente vea un nuevo plazo incumplido», admitió, de manera que se reiteró en lo ya publicado: el final de obra del AVE en su tramo completo Plasencia-Badajoz estará en verano de 2019 y la electrificación llegará en 2020. Luego llegarán las pruebas que deberá hacer la Agencia de Seguridad Ferroviaria, pero la fecha de circulación de trenes aún queda por determinar. El ministro recordó que ese tramo, con una inversión de 1.473 millones de euros, está a un 60% de su ejecución.

De la Serna, no obstante, aludió previamente a que la próxima semana se adjudicará la redacción del estudio informativo del primer tramo Madrid-Oropesa, con una inversión de 1.120 millones de euros, que es el paso necesario desde el punto de vista legal para avanzar en la definición de la alternativa en la conexión del AVE extremeño.

En cuanto a la estación de tren de Cáceres apuntó que a nivel estatal se invertirán entre 6 y 7 millones de euros para dotarlas de condiciones de excelencia para recibir «como Dios manda al tren que llegue utilizando la nueva plataforma del ferrocarril». ¿En qué momento se producirá eso? La incógnita queda aún por despejar.