La Crónica de Badajoz | Lunes, 21 de octubre de 2019

10:23 h. PSICOLOGÍA

Potencia la autoestima en la adolescencia

Los adolescentes son un grupo de riesgo respecto a problemas de desvalorización y falta de confianza

ÁNGEL RULL 28/12/2018

Los padres y el entorno cercano al adolescente tienen influencia directa sobre cómo se siente y cómo se ve a sí mismo. Es una etapa donde la autoestima se encuentra más inestable y que marcará el desarrollo de los años posteriores. Por eso, debemos prestar especial cuidado a todos aquellos elementos que pueden afectarles de forma negativa, pero también fortaleciendo los aspectos positivos, que se convertirán en factores de protección y seguridad.

Exceso de crítica en el hogar, demasiado exigencia, problemas familiares o malas relaciones sociales acaban influyendo en la autovaloración y en cómo el adolescente se ve y se respeta a sí mismo. Conocerlo y actuar de amortiguadores es función también de los padres.

CAUSAS

En la adolescencia, las relaciones sociales juegan un papel importante. Es donde la autoestima actuará mediando entre el éxito y el fracaso. Sin una buena autovaloración, que se retroalimenta en la interacción, habrá un desajuste que creará enorme malestar. Esta baja autoestima, que es causa y efecto, tiene diversas causas que delimitan cómo el adolescente se quiere y se respeta.

¿Cuáles son las causas principales de baja autoestima en la adolescencia?

Entornos abusivos, con falta de amor y maltratos físicos y/o psicológicos.
Crítica excesiva. Esto puede aparecer tanto dentro del hogar como fuera, y el adolescente acaba interiorizando esos patrones de pensamiento.
Logros desvalorados o ausencia de los mismos.
Insatisfacción con el aspecto físico.
Experiencias de abuso dentro del ámbito social.
Exigencia elevada por parte de padres o profesores.

AUTOESTIMA EN LA ADOLESCENCIA

Los adolescentes con baja autoestima acaban teniendo malas relaciones sociales, falta de confianza, mayor predisposición a problemas con la alimentación o un estilo de vida pesimista. Este patrón de comportamiento queda marcado en su personalidad y delimitará cómo será su vida adulta. Por eso, como padres, debemos protegerles y ayudarles a que mejoren su forma de cuidarse y quererse, ya que les estaremos dando herramientas que les servirán ya en toda su vida.

Con estos consejos, podemos ver cómo se eleva la autoestima en la adolescencia:

1. Promueve la individualidad

La sobreprotección o el pensar que nosotros siempre haremos las cosas mejor que ellos mina su independencia y tiene un efecto directo en su validez. Por eso, aunque nuestros hijos tengan menos experiencia y se puedan equivocar, debemos dejar que tengan una mayor individualidad.

2. Respeto

El respeto hacia uno mismo es fundamental en el autoconcepto. Esa forma de tratarse que tienen nuestros hijos, en ocasiones se debe a cómo nosotros les tratamos y cómo ven que nos tratamos a nosotros mismos. Sé el mejor ejemplo y actúa con compasión cada vez que comentan un fallo. Los errores no definen lo que somos.

3. Deporte

Las actividades deportivas, tanto en grupo como de forma individual, ayudan a que ganen confianza y motivación al logro. Además, al tener un impacto positivo sobre su cuerpo, verán esa parte también fortalecida.

4. Metas

La adolescencia es un periodo donde no siempre se tiene claro el camino a escoger. Eso no implica que no puedan marcarse metas, ya que su vida no siempre gira en torno al futuro académico o profesional. Estas metas les dan un propósito y un sentido, una motivación que les empuje a la acción.

5. Seguridad

La casa debe ser lugar de seguridad y protección, nunca de inestabilidad o reclusión. Respetando su espacio, valorando sus opiniones y dando espacio a lo que sienten y necesitan, podremos hacer que se vean cómodos y predispuestos a abrirse.

Aunque la adolescencia pueda parecer una etapa complicada y turbulenta, es solo un periodo de transición donde con algunas pautas y mucha paciencia podremos salir a nivel familiar fortalecidos, logrando que el adolescente gane en autoestima y confianza.