La Crónica de Badajoz | Martes, 10 de diciembre de 2019

11:11 h. DECISIÓN POLÉMICA

Trump firma su primer veto para salvar su emergencia nacional en la frontera

El presidente de EEUU desautoriza al Congreso para poder construir el muro de México

RICARDO MIR DE FRANCIA 16/03/2019

Donald Trump firmó este viernes el primer veto de su presidencia para dejar en papel mojado la resolución aprobada un día antes por el Congreso para anular emergencia nacional declarada por el presidente en la frontera con México. La maniobra de Trump le permitirá apropiarse de los fondos que necesita para construir el muro en la frontera mexicana, un proyecto que rechazan la mayoría de estadounidenses en las encuestas y sus rivales demócratas. La decisión del republicano era ya conocida porque minutos después de que el Senado revocara la emergencia nacional con el sorprendente apoyo de una docena de votos conservadores, Trump dejo claras sus intenciones en las redes: “Veto”, escribió sucintamente en Twitter. 

“Hoy voy a vetar la resolución. El Congreso tiene libertad para pasar esta resolución y yo tengo la obligación de vetarla”, dijo durante un acto con policías partidarios de su política inmigratoria y familias de estadounidenses muertos a manos de inmigrantes indocumentados. Trump declaró la emergencia nacional a mediados de febrero para arrogarse los fondos que le negaba el Congreso – la única rama del Gobierno con autoridad sobre el gasto— para levantar la barrera fronteriza, la primera de sus promesas electorales y también la más simbólica. Para justificarlo, aseguró que el país está siendo invadido y habló de una crisis de seguridad en el confín mexicano, una descripción que no respaldan los datos. “Estamos hablando de una invasión de nuestro país con drogas, traficantes de personas, criminales y pandilleros”, dijo entonces. 

 

DESVIACIÓN DE 6.600 MILLONES DE DÓLARES


La declaración de emergencia le permitirá apropiarse de 6.600 millones de dólares, desviados principalmente de partidas militares. A ese montante hay que añadir otros 1.375 millones que le concedió previamente el poder legislativo. Los demócratas le han acusado de inventarse la crisis para cumplir con su promesa electoral y satisfacer a su electorado. “No hay duda de que existe una emergencia. Pocas veces nos hemos enfrentado a una de semejante magnitud”.

Los abogados del Departamento de Justicia le han echado un capote con una carta publicada el viernes en la que apoyan la tesis del presidente. “La situación en la frontera se ha deteriorado porque la población de inmigrantes que la cruza ha cambiado. De ser principalmente adultos solteros mexicanos, que podían ser rápidamente repatriados, se ha pasado a otro perfil que incluye grandes cantidades de familias y niños centroamericanos, gente que no puede ser detenida en gran número y que cuesta más expulsar”, dice la misiva. Los datos de inmigración afirman que en el último mes repuntó significativamente el número de simpapeles detenidos en la frontera y los centros de detención están saturados. 

 

PRÁCTICA ALGO COMÚN


El uso del veto presidencial es una práctica relativamente común. Tanto Barack Obama como George W. Bush la utilizaron una docena de veces durante sus respectivas presidencias. Obama utilizó su primer veto menos de un año después de llegar a la Casa Blanca para bloquear una ley de gasto que se volvió redundante después de que el Congreso aprobara una medida similar para todo el año aquel mismo día.