La Crónica de Badajoz | Jueves, 20 de febrero de 2020

BALONCESTO 3 FASE FINAL DE LA EUROLIGA 2 DE BALONCESTO EN SILLA DE RUEDAS

El Mideba, gran campeón en Italia

El conjunto pacense supera en la final al Santa Lucia (61-86) y logra su tercer título continental

E. P. E. deportes@extremadura.elperiodico.com PORTO PORTENZA PICENA 29/04/2019

Tercer titulo continental de su historia para el Mideba Extremadura, que se impuso en la final de la Euroliga 2 al Santa Lucia Sport. Acaba así una exitosa carrera de cinco partidos en tres días en Porta Potenza (Italia) para unirse a los títulos de 2000 (la Willi Brinkmann) y 2013 (la Eurocopa Challenge). El baloncesto en silla de ruedas en Extremadura vuelve a estar de enhorabuena.

El éxito se produjo ante un mítico equipo transalpino, con un palmarés envidiable, que se lo puso mucho más difícil a los pacenses que lo que pueda indicar el marcador. De hecho hasta el último cuarto no logró despegarse el conjunto de Jorge Borba, que entró en el último cuarto con 11 puntos de diferencia (51-62). A partir de entonces fue un auténtico paseo que dio paso a que la alegría se desbordarse sobre el parquet.

El ya histórico partido dio comienzo con canasta de Santa Lucia. Ya se vio entonces que los dos equipos se mostraban mucho respeto. El marcador marchó igualado en los minutos iniciales: los italianos intentaban obtener beneficio bien cortando las jugadas de ataque de los españoles o recuperando rebotes.

El Mideba salía como ya es habitual como un rayo a nivel ofensivo, obligando a su oponente a emplearse a fondo para contrarrestarlo. Hasta la mitad del periodo no consiguieron los extremeños ponerse por delante (9-11, min. 5). En esos momentos ya se veía que quien iba a tener un enorme protagonismo de cara al aro iba a ser Gregg Warburton, autor final de 36 puntos.

Estuvo bien apoyado por Abdi Jama, lo que obligaba al Santa Lucia a solicitar un tiempo muerto con 13-17 (min. 7). Pero no sirvió de nada. El Mideba dio un importante acelerón y terminó el primer cuarto muy asentado (15-26).

El Santa Lucia inició el segundo imponiéndose con un parcial de 8-2 (23-27, min. 14), fundamentado en un gran defensa. Al Mideba le empezaba a faltar acierto de cara al aro, todo lo contrario que su rival. Pero el conjunto pacense se ponía las pilas en su propio aro, logrando así mantener la diferencia en el marcador. El Santa Lucia sabía que podía dar la vuelta al marcador, pero solo si hacía muy bien las cosas. El Mideba seguía agarrando a la calidad de su plantilla para no perder la cara del partido, llegándose al descanso con un 38-42.

Tras el descanso, los italianos salieron a pista sin mucha concentración, con un ritmo más pausado que los anteriores tiempos, y tardaron hasta dos minutos en anotar. El Mideba se dejó llevar y sacó partido a la situación (40-52, min. 24). El cuadro pacense combinaba bien la pelota para dificultar el juego de los italianos. Y Warburton martilleaba la canasta rival en contragolpes habilitado por Bates o Pratt. Concluía el periodo 51-62.

En el último tiempo el Santa Lucia parecía menos agresivo y tiró la toalla con muchos minutos por delante. El Mideba empezaba si cabe a jugar mejor, con las transiciones más certeras, y anotando a placer. El último recurso local fue tirar desde el exterior, pero sin acierto. La diferencia se amplió tanto que los minutos finales permitió, con todo decidido, que el campeón pudiese dar cancha a sus habituales reservas.

Por el Mideba jugaron Salvador Sandoval (4), Philip Pratt (16), George Bates (14), Gregg Warburton (36), Abdi Jama (12) –cinco inicial– Jhoan Vargas (0), Rodrigo Pérez (0), Joimar Granados (0), mientras que por el Santa Lucia lo hicieron Matteo Cavagnini (18), Marco Stupenengo (19), Demenico Beltrame (4), Cristian Fares (14), Mauro Pennino (2), Mohamed Sanna Ali (2), Alessio Torquati (2), Iulian Milos (0), Ismael de Sousa Lobo (0), Simone Colazingari (0) y Salim Chakir (0).

Jama y Pratt fueron incluidos en el quinteto ideal de la competición junto a Dimitri Tanghe (Santo Stefano), Stupenengo y Cavagnini (ambos del Santa Lucia).