La Crónica de Badajoz | Lunes, 23 de septiembre de 2019

18:00 h. RECHAZO AL CERTAMEN EUROPEO

Eurovisión 2019 provoca la protesta de una pequeña parte de la sociedad israelí

Los manifestantes, entre los cuales también hay palestinos y entidades internacionales, piden el boicot al festival, que ha atraído a la ciudad a mucha gente menos de la que se esperaba

ANA ALBA 15/05/2019

El Festival de Eurovisión se celebra en Tel Aviv cuando se cumplen 71 años de la creación del Estado de Israel y de la expulsión de más de 700.000 palestinos de sus hogares. Estos últimos recuerdan cada 15 de mayo la Nakba (catástrofe, en árabe), que llevó al exilio a casi tres cuartas partes de la población árabe de Palestina entre finales de 1947 y 1949.

El evento musical empezó, además, solo unos días después de que el Ejército israelí bombardeara Gaza intensamente y de que milicias palestinas lanzaran 700 cohetes sobre el sur de Israel, la mayoría interceptados por el sistema de defensa. En 48 horas murieron 29 personas: 25 palestinos y 4 israelís.

La celebración de Eurovisión ha suscitado el rechazo de algunos israelís, de la mayoría de palestinos y de entidades internacionales. Entre ellos, muchos han llamado al boicot del festival, que ha atraído a Tel Aviv a mucha menos gente de la que los israelís esperaban.

INTENTO DE BLANQUEO

Este pasado martes, 14, más de 500 personas se manifestaron en la plaza Habima, en el corazón de la ciudad israelí que acoge el festival para protestar contra la ocupación de los territorios palestinos, el bloqueo de Gaza y el intento de blanqueo de estas políticas que a su juicio supone la celebración del evento musical.

Un artista de Gaza ha dibujado esto, lo vi en Facebook y pensé que sería buena idea traerlo a esta protesta, ahora que se celebra Eurovisión, algo que tenemos que boicotear, y le pedí si lo podía imprimir, comentó Eitan Bronstein, mientras mostraba un cartel en el que aparecían unos soldados israelís cantando en un escenario que es una jaula para los palestinos. El artista gazatí es Ismail al Bozom.

Es importante recordarles a los israelís y al mundo que el festival se celebra sobre Al Manshiya, un pueblo palestino destruido por los israelís en 1948 (tras la creación del Estado de Israel). Tenía 13.000 habitantes antes de la Nakba (catástrofe en árabe, expulsión de más de 700.000 palestinos), de los que 1.000 eran judíos. Vivían juntos hasta que los sionistas los expulsaron. Ahora es un parque y se celebra esta fiesta (Eurovisión), subrayó Bronstein. En la parte trasera de su camiseta se leía: Eurovision, I'm not your toy ("Eurovisión, no soy tu juguete"), en referencia a la canción 'Toy' ('Juguete'), interpretada por la cantante israelí Netta Barzilai, que ganó Eurovisión el año pasado.

La manifestación estaba convocada por entidades locales, entre ellas el partido Hadash, Combatants for Peace (Combatientes por la Paz) y Coalition of Woman for Peace (Coalición de Mujeres por la Paz), que agrupan a israelís y palestinos. Decenas de policías controlaron la protesta. Las medidas de seguridad se han extremado en Tel Aviv por la celebración de Eurovisión.

SOÑAR CON LA LIBERTAD

Otros grupos que no participaron en la manifestación de ayer han llevado a cabo actividades para denunciar la ocupación israelí de Palestina coincidiendo con Eurovisión. Cuando oímos que el eslogan de Eurovisión era 'Atrévete a soñar', dijimos, sí, soñemos con un Israel diferente. No queremos un Israel que ocupa a millones de personas contra su voluntad, que perpetúa el acto inmoral de los asentamientos (en territorio palestino), que oprime a otro pueblo. Nuestro sueño es de libertad, dijo a este diario Achiya Shatz, director de comunicación de Breaking the Silence.

Esta oenegé de soldados veteranos ha colocado en una de las principales vías de Tel Aviv un enorme cartel donde aparecen dos fotografías: una es una bonita vista de la costa en Tel Aviv y la otra es del muro que Israel levantó en Cisjordania con una torre militar de vigía. En la parte bonita, en color, se lee: 'Atrévete a soñar', y en la segunda mitad del cartel, en blanco y negro, pone: 'con la libertad'.

'TOURS' AGOTADOS

El cartel forma parte de una campaña para que israelís y extranjeros participen en visitas guiadas por antiguos soldados a la ciudad palestina de Hebrón, donde la ocupación israelí es especialmente intensa. Decenas de turistas, algunos llegados a Israel para Eurovisión, se han apuntado a estos 'tours', que se celebrarán a partir de este jueves. Las plazas se han agotado y la oenegé piensa en realizar más viajes. Llamamos a los que han venido a celebrar a abrir los ojos. Celebrad, pero tenéis que ver lo que es la ocupación, sentenció Shatz.

En Gaza, a unos 70 kilómetros de Tel Aviv, un grupo de músicos celebró ayer un simbólico festival alternativo de Eurovisión, sobre las ruinas de un edificio bombardeado en la última escalada de violencia.