La Crónica de Badajoz | Lunes, 30 de marzo de 2020

es el tiempo, de media, hasta dar el paso

11 años para llegar a denunciar

29/05/2019

Un tiempo que se hace eterno en silencio, sin alzar la voz para denunciar que están siendo maltratadas. Concretamente, once años calladas sufriendo amenazas, agresiones, vejaciones... Es lo que tardan, de media, las mujeres extremeñas víctimas de la violencia machista en acudir a la policía desde que empiezan los primeros ataques. Significa que es una de las comunidades donde más se demora sacar a la luz la situación que padecen; a nivel nacional son ocho años y ocho meses.

Así lo refleja un estudio de la Delegación del Gobierno central para la Violencia de Género, que subraya que, en Extremadura, las agresiones físicas son las que más tardan en denunciarse (una media de 14 años para pedir ayuda), mientras que en la psicológica el tiempo es de unos 8 años.

El principal motivo es el miedo al agresor. Es lo que le ocurre a la mitad de las mujeres. Otros motivos son la creencia de que la situación la pueden resolver sola, que no se ven así mismas como víctimas, que se sienten culpables de lo que están pasando o que les da pena el agresor. REDACCIÓN