La Crónica de Badajoz | Lunes, 9 de diciembre de 2019

el reparto de concejalías no está resuelto

Vox amenaza con romper la estabilidad si no entra en el gobierno municipal

Cs cuenta con asumir Urbanismo, Recursos Humanos, Vías y Obras, Modernización y Fiestas. Gragera defiende que los gobiernos «tripartitos» no funcionan y que su acuerdo es con el PP

A. M. ROMASANTA 18/06/2019

El único concejal de Vox en el Ayuntamiento de Badajoz, Alejandro Vélez, cuyo voto permitió el acuerdo de investidura por el que el PP y Cs se reparten la alcaldía, advirtió ayer de que si su partido no entra en el gobierno municipal «habrá consecuencias». «Si lo que quieren es que haya estabilidad en esta legislatura, a lo mejor no se podrá llevar a cabo», avisó, tras insistir en que ambas formaciones tienen que contar con quien les ha dado su voto. «Nosotros hemos sido muy generosos con ambos, porque se lo hemos dado a los dos», recordó.

Vélez lamentó sobre todo el comportamiento que está teniendo Ciudadanos, aunque ya no sabía si el PP está utilizando el «no continuo» del partido naranja. En todo caso, «nos está molestando el cordón sanitario para que no entremos en la gobernabilidad de los ayuntamientos, aunque gracias a nuestro sí va a ser alcalde». Sin embargo, el candidato y concejal de Ciudadanos, Ignacio Gragera, insistió en que su formación cree que «los gobiernos tripartitos no funcionarán» y, aunque están abiertos a hablar, no se saldrán del escenario de que su acuerdo «programático» para cuatro años es con el PP «única y exclusivamente».

Vélez recalcó que existe un compromiso del alcalde, Francisco Javier Fragoso, de «desarrollar» el acuerdo firmado en el ámbito nacional entre PP y Vox con el visto bueno de Cs, por el que a cambio de apoyar las investiduras, Vox entra a formar parte de la gobernabilidad de los ayuntamientos en la parte proporcional que les corresponde. Así, el concejal de esta formación aseguró que tiene un correo electrónico de Fragoso, que para él equivale a su firma, pues le pidió que le redactara el acuerdo, ya que no le bastaba «su palabra». Vélez tiene claro que «desarrollar» el pacto nacional significa asumir alguna concejalía, «no hay otra vuelta». Para este concejal, sería el principal compromiso, además de estar liberado, contar con un asesor y un administrativo en el grupo municipal.

Ayer por la tarde aún no había habido contactos de Vox con el PP para hablar de su papel en el gobierno. Sí se reunió su concejal con María José Solana, que se ofreció a explicarle cuestiones de organización del ayuntamiento y le aclaró que el reparto de concejalías competía al alcalde. Vox querría asumir la delegación que ha bautizado del Decoro, que englobaría limpieza, parques y jardines «y algún área más». Pero el alcalde no confirmó si Vox tendrá alguna responsabilidad y solo avanzó que posiblemente esta semana se celebre el pleno de organización.

Respecto a las delegaciones que corresponderán a los concejales de Cs, todo parece indicar que asumirán Urbanismo, Vías y Obras, Ferias y Fiestas y Recursos Humanos y Modernización, además de la portavocía y la primera tenencia de alcaldía para Gragera (con Ifeba y la Eurociudad).