La Crónica de Badajoz | Lunes, 9 de diciembre de 2019

San Juan 2019 3 La víspera y el patrón

Un trabajador de una atracción sufre una descarga eléctrica

El hombre, de 42 años, permanecía en observación y sus lesiones eran leves. Cruz Roja realiza menos de la mitad de asistencias que el mismo día del 2018

B. C. lcb@elperiodico.com BADAJOZ 25/06/2019

Un trabajador de una atracción infantil del recinto ferial sufrió una descarga eléctrica la madrugada de ayer. Cruz Roja, con un puesto permanente en Caya, recibió el aviso a través del 112 sobre la una de la madrugada y, tras estabilizar al operario, que no perdió el conocimiento en ningún momento, lo derivó al Hospital Universitario. Aunque su estado no parecía grave, requería una revisión para descartar lesiones internas. El hombre, de 42 años, seguía ayer en observación en el centro hospitalario, donde estaba previsto que permaneciera entre 24 y 48 horas, evolucionaba de forma satisfactoria, y su pronóstico era «leve», según informaron fuentes del Servicio Extremeño de Salud (SES).

Tras lo sucedido, la policía local precintó la atracción –con una bola de plástico en la que entran los menores sobre una piscina– por precaución, a la espera de que la Policía Científica determinase las causas que provocaron la descarga y autorizase o no su reapertura.

Cruz Roja también atendió la noche del domingo a un menor de 17 años por una intoxicación por consumo de drogas. El joven recibió el alta allí mismo y se marchó con unos familiares.

Estos fueron los incidentes más destacados en el ferial en la víspera de la festividad de San Juan, que fue «más tranquila» que otros años, según confirmaron la policía local y Cruz Roja. Los voluntarios de la oenegé realizaron una treintena de asistencias, menos de la mitad que la misma noche en el 2018, cuando se contabilizaron 83. La mayoría de servicios fueron por heridas accidentales (15), además de picaduras de insectos (3) crisis de ansiedad (3) y traumatismos (3). El dispositivo de Cruz Roja, que también dio cobertura en los fuegos artificiales, estuvo formado por 24 voluntarios, tres ambulancias y dos vehículos de intervención rápida.

La afluencia al recinto ferial fue menor de lo que se preveía al ser la víspera del patrón y ayer festivo. Tras los fuegos artificiales se produjeron algunas retenciones en la avenida de Elvas durante alrededor de quince minutos, pero no fue necesario desviar el tráfico en ningún momento y se mantuvo el nivel azul. La noche transcurrió sin sucesos de gravedad, no se registró ninguna reyerta –el sábado seis personas resultaron heridas en varias peleas– y el público se concentró sobre todo en las casetas que funcionan como discotecas. En el concierto de Ecos del Rocío se dieron cita unos 200 espectadores.

San Juan 2019 encara la semana con la celebración de comidas de empresas y grupos de amigos y con la confianza de los hosteleros en que en la recta final de la feria se recupere el público que este primer fin de semana, aprovechando el puente, se ha ido fuera de la ciudad.