La Crónica de Badajoz | Lunes, 9 de diciembre de 2019

LA UNION DE CONSUMIDORES CALIBRA LAS CONDICIONES DE VIDA DE LOS EXTREMEÑOS CON 1.375 CONSULTAS.

Educación y sanidad, los servicios más valorados por los ciudadanos

El 91% ve poca oferta laboral y el 52% se cree desatendido por la administración.

P. CABECERA P. CABECERA 16/03/2010

Educación, sanidad e infraestructuras son, por este orden, los servicios más valorados por los extremeños, que suspenden todo lo relativo al acceso a la vivienda. Así se desprende de la encuesta realizada por la Unión de Consumidores de Extremadura (UCE-Extremadura) a 1.375 ciudadanos de trece localidades y que desvela además que la principal preocupación de los extremeños es el paro (lo es para uno de cada tres encuestados), seguida por la salud (para un 20%). Asimismo, refleja que las nuevas tecnologías están más implantadas en las ciudades que en los pueblos, y que más de la mitad no considera que esté bien atendido por las administraciones públicas.

El estudio, realizado en los primeros diez días de marzo, se hizo público ayer con motivo de la celebración ayer del Día Mundial del Consumidor y pretende abundar en las condiciones de vida de los extremeños. Según el mismo, la educación recibe una nota media de 6,39 puntos; seguida por la sanidad (6,15), infraestructuras viarias (6,09), el deporte (6,08); el comercio, la cultura, los servicios, el trasporte y el ocio, todos ellos superan el aprobado. Por el contrario, la vivienda es el único apartado que suspenden (4,86 puntos), y ello pese a la política de la Junta de poner en el mercado viviendas por 60.000 euros. El problema "es la falta de créditos para acceder a ellas", argumentó el responsable de la UCE, Javier Rubio, para explicar este hecho.

La encuesta desvela también un hecho curioso y es que mientras el paro es el principal problema para los extremeños (para el 31% de los encuestados), solo el 17% echa en falta más trabajo en su localidad, pese a que un 91% dicen que no hay suficiente oferta laboral allí donde vive. Además, un 15% opinan que no les falta de nada en sus localidades; mientras que un 12% creen que debería haber más comercios, industrias y servicios.

TECNOLOGIA Y SEGURIDAD El informe perfila una región en la que el 53% de los ciudadanos accede a internet en su casa (solo el 17% en el caso de los mayores de 65 años), en la que la TDT está ya implantada en el 85% de los hogares, el 98% dispone de teléfono móvil, más del 65% asegura que vive en un municipio seguro y en la que el 75% no quiere irse a vivir a otro lugar.

Asimismo, dos tercios de los ciudadanos encuestados piensan que su ciudad es segura, frente a un 33% que no lo ven así. A este respecto, los vecinos de Alburquerque y su comarca son los que más seguridad ciudadana sienten (el 89% la avala). Por el contrario, en la zona de Navalvillar de Pela y Villanueva de la Serena más de la mitad de la población manifiesta que falta seguridad en las calles.

La encuesta destaca también como Alburquerque y su comarca es la zona ideal para vivir, porque además de esa mayor seguridad ciudadana, es donde opinan que hay mayor oferta laboral, donde menos preocupa el desempleo (solo al 11%) y donde el porcentaje de ciudadanos con vivienda propia es mayor, junto a Villanueva. En su contra, señala que las nuevas tecnologías no parecen haber calado como en las ciudades de la región, ya que hay menor penetración de internet en las viviendas y apenas la mitad de los ciudadanos dispone de TDT en su hogar.

Todo ello hace que "en Extremadura se vive muy bien", afirma Javier Rubio, responsable de la UCE, a juzgar por las respuestas ofrecidas por los ciudadanos encuestados ya que un alto porcentaje de los encuestados por su organización.