+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

Antonio Pampliega vuelve a Twitter para pedir que se centre la atención en los sirios y no en los periodistas

"Que se hable de Siria y del sufrimiento de los sirios. Ellos son importantes, nosotros no", ha tuiteado el periodista al regresar a casa tras 10 meses de secuestro

 

Antonio Pampliega poco antes de ser secuestrado en Siria. -

EL PERIÓDICO
11/05/2016

Uno de los tres periodistas liberados el pasado sábado tras más de nueve meses en cautiverio, Antonio Pampliega, ha recuperado este martes su cuenta de Twitter con una reivindicación por los sirios que sufren la guerra. "Que se hable de Siria y del sufrimiento de los sirios. Ellos son importantes y nosotros no", rezaba su primer tweet desde que fuera secuestrado el pasado mes de julio.

Con este potente mensaje, Pampliega ha querido devolver el foco de atención mediática a los que todavía sufren, los sirios, y apartarlo de los periodistas, que según su Tweet "no son los importantes" de la historia. Pampliega, que ha visitado Siria más de cinco veces desde el inicio de la guerra, siempre a zonas atacadas por el Gobierno, como las provincias de Idlib y Alepo, ha querido destacar que la gente sigue sufriendo en Siria y que no se debe dejar de mostrar el dolor de la gente.

Antonio Pampliega, junto con José Manuel López y Ángel Sastre, acudió a Siria el pasado julio a relatar el conflicto como freelance, pero el día 12 de julio del 2015 se le perdió la pista junto a los otros dos periodistas y el traductor que les acompañaba. El traductor fue liberado pocos días después mientras que los tres informadores recuperaron la libertad tras pasar casi diez meses secuestrados.

La guerra de Siria, que ya dura más de cinco años y en la que han muerto más de 470.000 personas según el Centro Sirio para la Investigación Política, se ha convertido en un agujero negro para los comunicadores. El altísimo riesgo de secuestro y los ataques deliberados contra civiles han reducido al mínimo la presencia de periodistas, algo que ha provocado que escasee la información al respecto.

Según el Comité para la Protección de los Periodistas, 94 reporteros, la mayoría de ellos sirios, han muerto mientras cubrían el conflicto. Sólo en Alepo, donde los tres periodistas españoles desaparecieron, más de 300 personas han muerto en el último mes.