+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

COVID-19

Bolsonaro piensa que se están inflando las cifras de muertes por coronavirus en Brasil

El presidente brasileño señaló que los gobernadores hacen esto para justificar las medidas de aislamiento mientras que el Ministro de Salud de su Gobierno lo contradice

 

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. - REUTERS

EL PERIÓDICO
31/03/2020

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, sugirió en una entrevista con la cadena televisiva RedeTV!, que "algunos gobernadores" de su país podrían estar inflando los números de muertes por covid-19, para justificar las medidas restrictivas que han adoptado a fin de frenar la enfermedad.

"Parece que hay interés por parte de algunos gobernadores en inflar el número de óbitos por el virus", expresó el mandatario al ser preguntado sobre unos bulos que ponen en duda las cifras oficiales divulgadas por las autoridades sanitarias de los estados brasileños.

Según Bolsonaro, uno de los más escépticos sobre la gravedad del coronavirus y defensor del fin del aislamiento social, se trataría de una estrategia política de los gobernadores para así "justificar las medidas" que han tomado para contener el avance de la enfermedad, que deja ya 159 muertos y 4.579 casos confirmados en Brasil. "Eso les daría más respaldo, pueden pedir más recursos para el Gobierno Federal", dijo el mandatario, sin dar más detalles.

Clima de pánico

Si bien admitió que "por lo menos un 60 % de la población" del país va a contraer el coronavirus, Bolsonaro volvió a defender que el covid-19 y los problemas económicos deben ser combatidos de forma simultánea, sin pánico ni terror.

"No se puede imponer aislamiento, como algunos estados hicieron, de forma casi eterna", expresó. "Obviamente tienes que evitar que (el virus) se instale en ti, pero no se puede vivir en clima de pánico, en clima de terror. No salir de casa, pasar alcohol en gel hasta para dar un besito a la esposa", agregó.

Sobre su paseo por el comercio de Brasilia el fin de semana último, en el que desafió las medidas de aislamiento defendidas por las autoridades sanitarias, Bolsonaro, de 65 años y por lo tanto perteneciente al grupo de riesgo, afirmó que "si (el coronavirus) fuera algo terriblemente mortal" para él "quizás no estaría en la calle".

El maleficio del virus

Asimismo, cargó contra la prensa, a la que acusó de carecer de carácter por informar de sus imprudentes andanzas dominicales. "Es falta de carácter decir que yo me fui a dar un paseo. Domingo es día de quedarme en casa con mi familia, pero yo fui a hablar con el pueblo", sostuvo el mandatario.

Bolsonaro volvió a defender que no es posible combatir el "maleficio del virus" sin tratar de manera simultánea las cuestiones económicas, pues eso podría desencadenar "problemas gravísimos", como el "desempleo, hambre, miseria, irritación y depresión".

Ministro de Salud contradice a Bolsonaro

El ministro de Salud de Brasil, Luiz Henrique Mandetta, ha pedido a la población que siga las pautas marcadas por las autoridades estatales en relación a las medidas de prevención contra el coronavirus, contradiciendo así la postura del presidente, Jair Bolsonaro, muy crítico, por ejemplo, con las cuarentenas decretadas en algunos estados y municipios.

"He dialogado con los secretarios municipales y estatales y por el momento, mantengo la recomendación de los estados porque es la más recomendable, ya que hay muchas carencias en el sistema de salud", ha reconocido Mandetta. Brasil ha confirmado la muerte de 159 personas y el contagio de 4.579, siendo el estado de Sao Paulo el más afectado de todos ellos, junto con el de Río de Janeiro.