Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

POLÍTICO DÍSCOLO

Boris Johnson viola el código de conducta ministerial al retomar su columna periodística

El exministro británico y periodista publicó este lunes un texto en 'The Daily Telegraph' sin informar previamente al comité asesor sobre designaciones empresariales.

EL PERIÓDICO
17/07/2018

 

 El exministro británico Boris Johnson, que dimitió por desacuerdos sobre el 'brexit', podría haber violado el código de conducta ministerial al retomar su columna periodística sin pedir autorización previa, según el Comité asesor sobre designaciones empresariales (Acoba, en inglés).

Acoba, que vela por el cumplimiento de las normas que se aplican a los antiguos cargos políticos, señaló que el diputado conservador "no se ha puesto en contacto" con ellos, a pesar de haber sido avisado de que debía hacerlo.

La normativa vigente exige que los antiguos cargos consulten a este organismo antes de aceptar un empleo, al tiempo que les prohíbe durante un tiempo utilizar contactos o información privilegiada para sus fines y presionar al Gobierno en nombre de terceros.

Johnson, de 54 años, partidario de un 'brexit' duro o ruptura total con la Unión Europea (UE), reanudó este lunes su columna de opinión en el periódico conservador 'The Daily Telegraph', por la que cobra unas 250.000 libras (282.000 euros) al año.

En su primera columna desde que fue nombrado ministro de Exteriores en julio del 2016, el también periodista aprovechó para anunciar que "por ahora" dejará de "dar la lata" sobre la salida británica de la Unión Europea (UE).

El político es considerado rival de Theresa May y no se descarta que regrese a la primera línea política en algún momento para desafiar su liderazgo.