Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

NUEVO FRENTE DE GUERRA

Calma tensa tras el alto el fuego en el norte de Siria

Los combates entre las milicias kurdosirias de las YPG y Turquía y sus aliados han sido esporádicos

ADRIÀ ROCHA CUTILLER
18/10/2019

 

En la montaña que queda justo al norte de la ciudad turca de Ceylanpinar, el viento de mediados de otoño es caliente como si fuera verano. El sol, a mediodía, abrasa como siempre, y una nube de polvo gris cubre el lugar.

Aún así, se divisa perfectamente Ras al Ain, casi a tocar a Ceylanpinar, pero en la parte sur de la frontera turco-siria, donde hasta este jueves por la tarde los combates por el control de la ciudad eran muy intensos.

Durante esta última semana Ras al Ain ha sido un caos: Turquía, al iniciar su ofensiva el miércoles de la semana pasada contra las milicias kurdosirias de las YPG, la marcó como uno de sus objetivos prioritarios junto a Tel Abiad. Los combates y bombardeos, aquí, han sido constantes.

Hace una semana, Turquía dijo tener la ciudad bajo su control. Pero las YPG lanzaron una contraofensiva y reconquistaron por sorpresa Rais al Ain entera. Desde entonces, la lucha se ha intensificado calle por calle, hasta que Turquía y sus milicias afines rodearon el centro aún en poder de la milicia kurdosiria.

Luego llegó el alto el fuego, acordado el jueves por el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, y el vicepresidente de los EEUU, Mike Pence. Según el pacto, las YPG tienen 120 horas para retirarse de la región. Es responsabilidad de Washington asegurar que la retirada ocurra en los próximos días. Si esto no pasa, en el minuto en el que el plazo de 120 horas haya acabado retomaremos nuestras operaciones de una forma mucho más decidida que antes de pausarlas.

PAUSA PERCEPTIBLE

Turquía asegura que el alto el fuego se está cumpliendo a rajatabla, mientras que las YPG lo niega y asegura que Ankara sigue con sus bombardeos y que, además, no deja que las YPG puedan evacuar a sus heridos y muertos del centro de la ciudad.

Desde la montaña de Ceylanpinar, a un kilómetro escaso de la ciudad siria, se escucha una calma tensa: aviones de reconocimiento turcos en el aire y, en las calles, alguna ráfaga de metralleta dispersa, despistada, cada veinte o treinta minutos.

Tras el acuerdo de alto el fuego, las YPG discutieron otros puntos del documento: el pacto establece que las milicias kurdosirias deberán abandonar toda la frontera con Turquía e ir 32 kilómetros al sur, pero la milicia ya ha dicho que no piensa hacerlo.

El plazo de 120 horas finaliza el martes, un día clave. Ese día, Erdogan viajará a Rusia para hablar abordar la crisis con el presidente Vladímir Putin, el nuevo árbitro de Siria.

Las noticias más...