Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ACUERDO NUCLEAR

China cierra filas con Europa y apoya a Irán tras las sanciones de EEUU

Bruselas ha reintroducido una ley que protege a sus empresas de las medidas económicas estadounidense. Pekín se reafirma como el mayor cliente que tiene Teheran en el sector energético

EL PERIÓDICO
08/08/2018

 

Tras la reimposición de las sanciones económicas de Estados Unidos a Irán, los signatarios que continúan en el marco del acuerdo nuclear con el país persa siguen manifestando su apoyo a la República Islámica y su voluntad de respetar el pacto internacional firmado en el 2015, aislando cada vez más a Washington. Tras la UE, ahora es China la que manifiesta su rechazo al castigo comercial estadounidense y reafirma sus lazos comerciales con el Estado persa. "China se opone a las sanciones", ha dicho el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Después de la salida de Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán, Pekín ha cultivado estrechos vínculos comerciales con Teherán, especialmente en el sector energético. China es el mayor cliente petrolero de Irán y compra aproximadamente 650.000 barriles por día de crudo iraní, que corresponden al 7% de las importaciones totales de crudo del país. Empresas estatales como CNPC o Sinopec han invertido miles de millones de dólares en campos petrolíferos iranís.

 

Después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, dijera que las compañías que hacen negocios con el país persa serán excluidas de Estados Unidos, el ministro de Relaciones Exteriores chino confirmó que los lazos comerciales de China con Irán son abiertos, transparentes y legales. "China se ha opuesto sistemáticamente a las sanciones unilaterales y la jurisdicción de largo alcance", concluyó el ministro, afirmando también la necesidad de proteger los derechos legales del gigante asiático en sus negocios.

Estatuto de bloqueo
 

Al entrar en vigor de la nueva serie de sanciones, igualmente lo hace el "estatuto de bloqueo" de la Unión Europea, la actualización de una ley de los años noventa que protege a las empresas europea de dichas medidas económicas estadounidenses y les permite no cumplir con las sanciones secundarias. 

Las compañías europeas que se verán perjudicadas por las sanciones podrán demandar al Gobierno estadounidense y pedir compensación en los tribunales por los daños encajados. Además, una empresa europea que decida retirarse de Irán debido a las sanciones tendrá que obtener la autorización de la Comisión Europea, una medida que muestra en qué medida Bruselas está plenamente comprometida con el mantenimiento de sus vínculos con Irán. 

Por su parte, el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Mohammad Javad Zarif, ha dicho que el plan de Estados Unidos para reducir las exportaciones petroleras de Irán a cero no tendrá éxito. Ya el mes pasado el presidente de la República Islámica, Hasán Rohaní, había insinuado que Irán podría bloquear el estrecho de Hormuz, una importante ruta de transporte petrolero, si Estados Unidos intentaran detener las exportaciones de petróleo iranís. Trump había respondido señalando que Irán podría enfrentar serias consecuencias al amenazar el país americano, siguiendo en la retorica que aumenta cada vez más las tensiones entre las dos partes.