+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

LA LUCHA CONTRA LA PANDEMIA EN EL PAÍS VECINO

Las claves del nuevo confinamiento en Portugal

 

Una mujer camina por la calle. - EFE

EFE
14/01/2021

Portugal vuelve este viernes a un nuevo confinamiento general para combatir una severa tercera ola del coronavirus, similar al que ya vivió la pasada primavera pero con algunas diferencias, principalmente la apertura de las escuelas.

Estas son las claves del régimen de confinamiento que previsiblemente se alargará durante un mes en el país luso:

PERMANENCIA EN EL DOMICILIO

Los portugueses vuelven a estar bajo un "deber general de recogimiento domiciliario", que les insta a sólo salir de casa para ciertas excepciones, como trabajar, acudir a centros educativos, hacer compras, ir al médico, asistir a ancianos o dependientes, hacer deporte al aire libre individualmente o pasear en la zona de residencia.

El teletrabajo es obligatorio siempre que sea posible y se han endurecido las multas para garantizar que las empresas lo cumplan.

ESTABLECIMIENTOS QUE PUEDEN ABRIR

Tiene permiso para abrir todo el comercio de bienes considerados de primera necesidad, como alimentación, tiendas de animales, de cosméticos e higiene, de electrodomésticos y electrónica, de periódicos, estancos, floristerías, lavanderías, ferreterías y gasolineras.

También estarán abiertas las farmacias, los consultorios médicos, los dentistas, las tiendas de productos médicos -por ejemplo, ortopédicos-, los veterinarios, las funerarias, los bancos, los tribunales, los hoteles, las empresas de alquiler de vehículos, los servicios de seguridad y de reparaciones y las loterías.

El Gobierno decidió dejar abiertos todos los centros educativos -desde guarderías hasta universidades- y mantener la enseñanza presencial, pero se cerrarán las academias de estudios y los centros de idiomas, mientras que las autoescuelas sólo podrán abrir para realizar exámenes.

La restauración podrá operar sólo en servicio de entrega a domicilio y "take-away", y no podrán vender bebidas alcohólicas a partir de las 20.00 horas.

También se permiten las ceremonias religiosas, bajo cumplimiento de medidas sanitarias, aunque la Conferencia Episcopal Portuguesa ha anunciado que se van a suspender y aplazar las celebraciones de bautizos, bodas y confirmaciones durante el confinamiento, pero se mantendrán las ceremonias fúnebres y las misas.

ESTABLECIMIENTOS QUE CIERRAN

El resto del comercio tendrán que cerrar, así como los bares y terrazas, discotecas, peluquerías, casinos, salones de juego, bingos y similares, recreativos, spas y termas, gimnasios y equipamientos deportivos, salvo excepciones, ya que se mantienen en curso las ligas deportivas profesionales.

Todo el sector cultural deberá echar el cierre, desde salas de espectáculos hasta museos, bibliotecas, auditorios y salas de conferencias.

ELECCIONES PRESIDENCIALES

Debido a las elecciones presidenciales que se celebran el 24 de enero, se han determinado medidas concretas y excepciones para el acto electoral.

El día 24 habrá libertad de movimiento para que los portugueses vayan a votar, con más mesas electorales para evitar aglomeraciones.

También se ha ampliado el voto anticipado, que en el caso de los confinados e infectados permite la recogida de la papeleta a domicilio (excepto para los que sean diagnosticados o colocados en aislamiento en los diez días antes de los comicios, que no podrán votar).

Los ancianos en residencias podrán votar dentro de los propios centros.

Además, se permite participar en actos de campaña electoral, para lo que podrán ser abiertos auditorios, salas de congresos o similares que, para el resto de actividades, están obligados a cerrar.

OTRAS MEDIDAS

A diferencia del primer confinamiento, esta vez están permitidas las visitas en las residencias de ancianos.

Las empresas de comunicaciones podrán limitar o suspender los servicios de plataformas de vídeo o audiovisuales como Netflix o Youtube y de juegos online, en caso de congestión del tráfico online, para dar prioridad a servicios sanitarios, de seguridad o militares, entre otros.

El Gobierno también limitará las tasas de entrega de los servicios de comida a domicilio como Glovo o Uber Eats, que no podrán sufrir aumentos, y las comisiones cobradas a los restaurantes no podrán ser superiores al 20%.