Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

AGRESIÓN

Un colaborador de Macron dio una paliza a un estudiante en una manifestación en París

Alexandre Benalla aparece en un vídeo con casco de policía golpeando al joven

EVA CANTÓN
19/07/2018

 

El Elíseo intenta desesperadamente sofocar un incendio imprevisto. Alexandre Benalla, responsable de seguridad de Emmanuel Macron durante la campaña electoral y nombrado luego adjunto al jefe de gabinete del presidente francés, aparece en un vídeo golpeando a un joven en el barrio latino de París durante la manifestación del pasado Primero de Mayo, según ha desvelado el diario ‘Le Monde’.

Pese a no ser policía, Benalla porta un casco con visera y escudo similar a los utilizados por los antidisturbios. La escena es muy violenta, porque el chico que recibe la paliza está en el suelo y, según diversos testigos, injustificada, al no haber activistas radicales que hicieran temer un enfrentamiento con las fuerzas del orden. En la grabación difundida en YouTube se escucha la voz de otro manifestante pidiendo que miren bien a la cara del individuo, momento en el que, por miedo a ser reconocido, el supuesto policía desaparece.

La polémica ha obligado este jueves al portavoz del Elíseo, Bruno Roger-Petit, un hombre que pocas veces sale a la palestra, a dar las primeras explicaciones. Según ha señalado, Benalla había pedido permiso para participar en su día libre en una intervención policial y ver cómo se actuaba en una gran manifestación. El Elíseo le dio la autorización pero sólo en calidad de observador.

 Al comprobar que se había extralimitado se decidió suspenderle de empleo y sueldo durante 15 días por un “comportamiento inaceptable”, una sanción que supone una “última advertencia” antes de su despido, ha dicho Roger-Petit.

Benalla se reincorporó pues a su trabajo el 19 de mayo, aunque fue trasladado a un puesto administrativo y desde entonces se ocupa solo de la seguridad de los eventos organizados en el interior del Palacio, como la recepción en homenaje a la selección de fútbol vencedora del Mundial de Rusia de este lunes, donde estaba presente.

Investigación de la Fiscalía
La clase política ha reaccionado de inmediato condenando tanto la violencia como la actitud del Elíseo hacia su colaborador y de momento no se contenta con la versión del portavoz presidencial. El diputado de la Francia Insumisa Alexis Corbière ha denunciado en France Info un “delito penal que merece la prisión” y el senador socialista Rachid Temal ha considerado “inaceptable” que alguien vestido de policía sin serlo demuestre “una violencia inaudita”.

“Además de la gravedad de los hechos, este episodio revela una incompetencia y un sentimiento de impunidad en el entorno cercano del presidente”,  ha dicho en Twitter el ecologista David Cormand. La fiscalía de París ha anunciado la apertura de una investigación preliminar por violencia y usurpación de signos reservados a la autoridad pública.

Según 'Le Monde', antes de incorporarse al equipo de campaña de Macron, Benalla trabajó para el Partido Socialista francés en el 2011 y los servicios de orden de la campaña de François Hollande en 2012.También fue chófer del antecesor de Macron en el ministerio de Economía, Arnauld Montebourg, aunque duró sólo una semana porque el ex ministro le despidió sin contemplaciones por pretender darse a la fuga después de haber provocado un accidente. Quienes trabajan con él saben que es dado al uso de la fuerza.