+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

Nuevo escándalo

Críticas contra el Gobierno británico por la vergonzosa comida para los escolares más desfavorecidos

La foto del mísero contenido de un paquete de alimentos para niños necesitados causa indignación nacional. Marcus Rashford obtiene de Boris Johnson "garantías de que se corregirá el problema"

 

Algunos de los alimentos que suministra el Gobierno británico a los niños en riesgo de pobreza, según ha denunciado. - @RoadsideMum

13/01/2021

La cantidad mezquina de comida que los niños al borde de la pobreza reciben del Gobierno británico ha sacado los colores al primer ministro, Boris Johnson, obligado a pedir disculpas. Fue una madre en precario, con dos hijos a su cargo, la que difundió en Twitter el contenido del paquete para 10 raciones que acababa de recibir. Sobre la alfombra había dos zanahorias, tres manzanas, dos plátanos, un bote de judías blancas, una barra de pan de molde, un tomate, dos patatas, unas lonchas de queso, algo de pasta y cinco barritas de golosinas. Se suponía que todo eso equivalía a 10 comidas.

"Cuando vi el contenido me entró una pena muy grande, me deprimí", ha contado a la BBC esta mujer, que sufre una minusvalía y ha preferido no dar su nombre. "¿Dónde está el resto de la comida? Se supone que esto es para toda la semana". La foto de aquel miserable paquete, colgada online bajo el perfil de @RoadsideMum, se hizo viral rápidamente y desencadenó una cadena de quejas. Otros muchos padres comenzaron a mostrar contenidos similares de los paquetes con alimentos, que sustituyen las comidas gratuitas en los colegios de Inglaterra, ahora cerrados por la pandemia.

El defensor de los menores

La reacción de Marcus Rashford, el futbolista del Manchester United, fue inmediata. "Los niños se merecen algo mejor. Algo va mal y tenemos que arreglarlo inmediatamente", escribió poco antes de hablar por teléfono con Boris Johnson y recibir garantías de que el asunto iba a arreglarse. Rasdford, que conoció los comedores escolares gratuitos, se ha convertido en el defensor de los menores acosados por la pobreza. Con un extraordinario poder de convocatoria, hace meses obligó a las autoridades a que siguieran proporcionando comidas a los alumnos más necesitados durante el cierre de las escuelas, que el Ejecutivo conservador quiso suprimir.

Johnson también dijo sentirse indignado al ver el contenido del paquete de alimentos enviado por su propio gobierno. "Horrible", "de mala calidad", "vergonzoso", clamó en la Cámara de los Comunes después de que el líder de la oposición laborista, Keir Starmer, se lo echara en cara. "Es deplorable", "un insulto a las familias que los han recibido", admitió el primer ministro, tratando de frenar la tormenta política.

Ante un comité del Parlamento, el ministro de Educación, Gavin Williamson dijo sentirse "completamente asqueado" al ver la foto. "Cómo padre, me pregunto de qué manera una familia puede ofrecer cinco familias nutritivas. Es inaceptable". Disculpas también de Chartwells, la compañía privada a cargo de las comidas escolares, que se excusa por "la cantidad insuficiente" del paquete.

Ayuda de Unicef

En torno a 1,4 millones de menores se benefician del programa de comidas subvencionadas en Inglaterra, destinado a niños en los tres primeros años de escuela (entre 4 y 7 años), y a aquellos pertenecientes a familias que dependen de ciertas ayudas sociales para sobrevivir. Durante las vacaciones de Navidad, Unicef tuvo por primera vez en su historia, que contribuir a alimentar a los niños pobres ingleses.