Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

VIOLENCIA POLÍTICA

Cuatro ultras detenidos por atacar al alcalde de Salónica

Yannis Butaris fue acusado de traidor de la patria y agredido a golpes y botellazos. Tsipras: "No son indignados, sino matones de la ultraderecha"

EFE
21/05/2018

 

La policía griega ha detenido a cuatro personas en relación con el brutal ataque al alcalde de Salónica, Yannis Butaris, después de un acto de conmemoración de la masacre de los griegos del Mar Negro por el Ejército turco en 1919, el sábado por la noche.

Según informan hoy los medios locales, entre los detenidos se encuentra un menor de edad, y un hombre con antecedentes por atraco.

Los hechos ocurrieron tras asistir al citado acto, mientras Butaris se disponía a regresar a su coche.

Un nutrido grupo de personas empezaron a acecharle y a acusarle de traicionar a la patria, y le lanzaron botellas de agua y otros objetos.

El ambiente siguió caldeándose y algunos hombres le propinaron puñetazos y patadas, sin que hubiera fuerzas de seguridad para asistirle, salvo su guardaespaldas.

El alcalde sufrió diversos daños de poca consideración, pero tuvo que permanecer la noche en el hospital como medida de precaución.

La policía continúa evaluando este lunes el material gráfico recogido por los numerosos medios presentes, por lo que no se descarta que haya más detenciones.

ENEMIGO DE LOS ULTRANACIONALISTAS

Butaris, un independiente liberal, ha provocado varias veces el furor de los ultranacionalistas griegos por su carácter conciliador, tanto hacia los turcos como en lo que respecta al conflicto sobre el nombre de la Antigua República Yugoslava de Macedonia.

El alcalde de Salónica se ha pronunciado asimismo a favor de los derechos de los homosexuales, lo que ha provocado críticas del obispo ultraconservador de Salónica, Ánthimos.

Otro "pecado" de Butaris ante los ojos de los ultranacionalistas es su trabajo para la creación de un museo del Holocausto en Salónica, la ciudad griega que antes de la Segunda Guerra Mundial contaba con la comunidad judía más numerosa del país.

La deportación de los judíos de Salónica se hizo con la complicidad de sectores de la sociedad local, lo que constituye un tabú para los ultranacionalistas griegos.

"Mis antepasados son del Ponto (procedentes del Mar Negro) y me enfureció ver a Butaris, que en el pasado hizo declaraciones provocadoras contra los griegos pónticos, asistir al acto", declaró a la Policía, según los medios locales, uno de los detenidos.

REACCIONES

El ataque desencadenó una ola de indignación entre la clase política, con excepción del partido neonazi Amanecer Dorado que aplaudió el ataque y algunos políticos aislados del espectro conservador.

El primer ministro, Alexis Tsipras, afirmó que los que agredieron a Butaris "no son indignados", sino "matones de la ultraderecha" que deberán responder ante la justicia por sus acciones.

Entre los que aplaudieron la agresión figura también el concejal de Kavala, Jristos Pasjalidis, de la conservadora Nueva Democracia, quien afirmó en su cuenta de facebook que Butaris "obtuvo lo que se merecía", y felicitó a los "valientes" que le atacaron, pero posteriormente pidió disculpas por ello.