+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

ELECCIONES EN IRLANDA

El democristiano Enda Kenny, reelegido primer ministro irlandés

El veterano político formará Gobierno en minoría con los independientes

 

El reelegido primer ministro de Irlanda, Enda Kenny. - AFP / PAUL FAITH

EL PERIÓDICO
06/05/2016

El líder del democristiano Fine Gael, Enda Kenny, ha sido reelegido primer ministro irlandés con el apoyo de diputados independientes y la abstención del principal partido de la oposición, en la cuarta sesión de investidura celebrada en la Cámara Baja (Dáil) desde las elecciones generales de febrero.

Kenny formará ahora un Gobierno en minoría con los independientes, el cual será apoyado desde la oposición durante al menos tres años por el centrista Fianna Fáil (FF) de Micheál Martin, segundo en aquellos comicios.

Setenta días después de la cita con las urnas, el veterano político del condado de Mayo, de 65 años, se convirtió el viernes con su reelección como taoiseach en el primer líder de Fine Gael (FG) que gobierna en dos legislaturas seguidas desde la fundación del partido hace 83 años.

En un Dáil integrado por 157 diputados con derecho a voto, la candidatura de Kenny obtuvo el "no" de 49 parlamentarios y el "sí" de 59, distribuidos entre los 50 que ganó el FG en las elecciones y nueve independientes.

Los 44 diputados de Fianna Fáil (FF) optaron por abstenerse, lo que neutralizó el rechazo de los 23 parlamentarios del Sinn Féin de Gerry Adams -tercera fuerza nacional- y el de los 7 del Partido Laborista, socio de Fine Gael en el Gobierno de coalición en la anterior legislatura.

Alguno de los nueve independientes que apoyaron a Kennyformarán parte del futuro Ejecutivo, en el que podrían ocupar entre dos o tres carteras y un número de secretarías de Estado con presencia en en la mesa del Consejo de Ministros.

Las políticas de austeridad aplicadas por FG y los laboristas durante los últimos cinco años provocaron su descalabro en las pasadas elecciones, lo que hizo imposible la reedición de ese Ejecutivo de coalición.

Kenny y Martin buscaron entonces el apoyo de las formaciones minoritarias e independientes para sacar adelante sus respectivas candidaturas a taoiseach, pero fracasaron en hasta tres sesiones de investidura celebradas en el Dáil más fragmentado de las últimas décadas, donde ha aumentado la presencia de formaciones minoritarias.

En este contexto, las dos formaciones que se han repartido el poder en Irlanda desde su independencia del Reino Unido hace casi un siglo, se vieron abocadas a negociar cara a cara un pacto de Gobierno.

Los centristas rechazaron compartir el Gobierno con su rival histórico, pero se han comprometido, entre otras cosas, a apoyar desde la oposición al menos los tres próximos presupuestos generales del Estado y a abstenerse o votar en contra de cualquier moción de censura lanzada contra el futuro Gobierno durante ese periodo.