Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ISRAEL

La deriva derechista del Gobierno de Israel, reflejada en las leyes

La Kneset ha aprobado esta semana una norma que impide a los palestinos reclamar tierras ante el Tribunal Supremo y otra que veta la entrada en los colegios de oenegés que critiquen al Ejército

ANA ALBA
19/07/2018

 

La Kneset (Parlamento israelí) ha aprobado en los últimos días leyes que confirman que el actual Gobierno israelí, encabezado por Binyamin Netanyahu, es el más derechista que ha tenido el país. El martes, los diputados dieron luz verde a una ley para limitar la autoridad del Tribunal Supremo respecto a las demandas de palestinos para reclamar tierras en territorio palestino ocupado por Israel.

Hasta ahora, el Tribunal Supremo se pronunciaba sobre estas cuestiones y a veces daba la razón a los palestinos. Pero con la nueva norma, estos casos -principalmente denuncias de construcción de colonias judías en tierras palestinas- se transferirán al Tribunal de Distrito de Jerusalén. La impulsora de la ley fue la ministra de Justicia, Ayelet Shaked, del partido ultranacionalista La Casa Judía.

SERVICIO AL EJÉRCITO
El mismo día, la Kneset avaló una enmienda a la Ley de Educación Nacional para prohibir que grupos y personas pacifistas que, según las autoridades, perjudiquen al Ejército israelí o al Estado, hagan conferencias o actividades en colegios públicos.

El texto incluye como nuevo objetivo del sistema educativo formar a los estudiantes de enseñanza primaria y secundaria para prestar "un servicio significativo en el Ejército o en el servicio nacional". La enmienda se conoce extraoficialmente como Ley Breaking the Silence (Rompiendo el Silencio), en referencia a la oenegé israelí fundada por veteranos del Ejército que denuncia los abusos de militares en territorio palestino.

Según el coordinador de Breaking the Silence (BTS), Yehuda Shaul, la enmienda constituye "la mayor restricción sobre la libertad de expresión basada en temas políticos que ha existido jamás en la ley israelí". Para Shaul, la aplicación de ese texto significa que "se refuerza la campaña para deslegitimar a cualquiera que critique la ocupación (de Palestina) y las políticas del gobierno en los territorios ocupados".

La enmienda señala que el ministro de Educación -actualmente Naftali Bennett, de La Casa Judía- decidirá a quien permite dar charlas en los colegios y vetará a los que "promuevan activamente acciones diplomáticas o legales fuera de Israel contra soldados (...) o contra el Estado".

"¿Quién decidirá qué va en contra de Israel? A partir de ahora, el ministro de Educación tendrá derecho a crear una lista negra basada en razones políticas", añadió Shaul.