+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

RESTRICCIONES COVID

Dimite el eurodiputado húngaro ultra que participó en una orgía ilegal

József Szájer, mano derecha en Europa del presidente Viktor Orbán, renuncia a la actividad política El político intentó fugarse cuando la policía interrumpió la fiesta ilegal y niega la posesión de estupefacientes

 

EL PERIÓDICO
01/12/2020

Una orgía ilegal ha logrado colarse este martes en la discusión política en Bruselas. El pasado viernes, la policía belga interrumpió una fiesta sexual en el centro de la capital en la que participaban 25 hombres, entre ellos el eurodiputado József Szájer, miembro del partido ultraconservador húngaro Fidesz, y varios diplomáticos, según informó este martes el diario DH.

"Interrumpimos un gangbang", dijo una fuente policial a ese periódico en relación con la fiesta sexual de carácter homosexual que tuvo lugar en un bar del centro de Bruselas. En la fiesta había estupefacientes y, tras ser descubiertos por los agentes, el eurodiputado intento fugarse primero y después les dijo que tenía inmunidad parlamentaria. La Fiscalía ha señalado que algunas de esas drogas fueron encontradas en la bolsa de Szájer.

Tras destaparse el caso, Szájer ha renunciado este martes a su escaño y ha dimitido de toda actividad política "tras un largo periodo de reflexión". En un comunicado, el eurodiputado ha confirmado que sí participó en la orgía ilegal aunque ha asegurado que no poseía las pastillas de éxtasis encontradas en la fiesta y que la policía solo le advirtió del incumplimiento de las medidas de restricción a causa de la covid-19. Para contener la pandemia, Bélgica ha cerrado bares y restaurantes y se aplica un toque de queda nocturno.

Estrecho aliado de Orbán

El miembro del Parlamento Europeo implicado en este caso no es cualquiera. Se trata de József Szájer, miembro del partido ultraconservador húngaro Fidez y estrecho aliado del presidente del país, Viktor Orbán. Entre 1994 y 2002 fue líder parlamentario del partido y el 2011 participó en la redacción de la nueva Constitución húngara, en la que se especifica que se relegaba a los homosexuales al establecer que "debe protegerse la insitución del matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer".

No es la primera vez que aliados de Orbán se ven implicados en escándalos de índole sexual. Este febrero el embajador de Hungría en Perú y exportavoz del Ministerio de Exteriores, Gábor Kaleta, fue detenido al verse implicado en una red internacional de pornografía infantil. El noviembre del año pasado fue Zsolt Borkai, expresidente del Comité Olímpico Húngaro y alcalde de la ciudad de Gyor durante 13 años, se vio obligado a dimitir al destaparse su implicación en una orgía con prostitutas en un yate.

La polémica llega en plena crisis en la Unión Europea (UE) por la negativa de Hungría y Polonia a dar luz verde a los presupuestos comunitarios y al plan de recuperación europeo dotado con fondos de 1,8 billones de euros para ayudar a los estados miembros a rehacerse del golpe de la pandemia. Budapest y Polonia rechazan el acuerdo por su vinculación con el respeto de las naciones al estado de derecho y a la democracia.