Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Una española, nueva jefa de gabinete de Juncker en la Comisión Europea

El presidente de la Comisión sitúa a la valenciana Clara Martínez Alberola como su nueva mano derecha

SILVIA MARTÍNEZ
21/02/2018

 

La española Clara Martínez Alberola (Valencia, 1963) será la nueva jefa de gabinete del presidente de la Comisión Europea, Jean Claude-Juncker, a partir del próximo 1 de marzo. Se trata de uno de los puestos claves en la arquitectura institucional europea y la valenciana será la primera mujer en ocuparlo.

Funcionaria del Ejecutivo comunitario desde hace casi tres décadas y próxima al Partido Popular, hasta ahora era la número dos en el equipo del luxemburgués –como jefa de gabinete adjunta- pero el nombramiento del alemán Martin Selmayr, hasta ahora el jefe de gabinete, como nuevo secretario general le ha abierto el camino hacia este poderoso cargo.

"Hasta ahora los presidentes de la Comisión Europea han tenido 19 jefes de gabinete. Ninguna mujer. Es la primera vez que una mujer se convierte en jefa de gabinete de un presidente y me congratulo de que haya aceptado”, ha anunciado el propio Juncker durante una rueda de prensa convocada por sorpresa para evitar filtraciones.

La ascensión inesperada de esta española, licenciada en derecho, que obtuvo una beca para el prestigioso Colegio de Brujas como tantas eurofuncionarios y, sobre todo muy discreta, se produce apenas 24 horas después de que el Ecofin aprobara oficialmente la candidatura de Luis de Guindos como próximo vicepresidente del Banco Central Europeo.

UN ALEMÁN, NUEVO SECRETARIO GENERAL

El movimiento, ha explicado Juncker, es el resultado de la decisión del actual secretario general, el holandés Alexander Italianer, de abandonar su cargo este 1 de marzo. Su puesto lo ocupará su hombre de mayor confianza en la Comisión, un alemán de 47 años con una larga lista de apodos, desde Rasputín hasta Darth Vader, que genera admiración y odio a partes iguales.

“Pienso que con Selmayr no habrá ruptura. Si hubiera elegido a otra persona hubiéramos perdido unos meses de transición. La mejor forma de garantizar la continuidad es nombrar a Selmayr a la cabeza de la administración”, ha zanjado el luxemburgués sobre un figura muy polémica en Bruselas. “Está claro que ni Martin ni yo tenemos solo amigos. Y eso no es criticable. Si me quedara a la cabeza de la Comisión, cosa que no va a ocurrir, Selmayr seguría siendo secretario general pero el próximo presidente de la Comisión tendrá distintas opciones. Puede modificar el gabinete y también la secretaría general”, ha insistido Juncker.

ESPAÑOLA PERO SOBRE TODO EUROPEA 

De momento, de rebote, la onda expansiva de este baile de sillas catapulta también a Clara Martínez Alberola. “Como (Selmayr) va a abandonar el gabinete he decidido nombrar jefa de gabinete a Clara Martínez Alberola que es española pero sobre todo europea. Ha sido jefa de gabinete adjunta y he querido nombrarla. Es mi decisión porque he observado desde hace dos años y medio que tiene un conocimiento de los asuntos comunitarios que supera lo ordinario”, ha destacado Juncker de esta funcionaria, que se estrenó en un gabinete con el anterior presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y que durante más de 25 años ha ocupado diversos puestos de responsabilidad en la Comisión.

Hace dos años, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la condecoró con la gran cruz de la Orden de Isabel La Católica. Su jefe entonces, Martin Selmayr, se llevó la real y distinguida Orden Española de Carlos III. Un tándem que seguirá dirigiendo el destino de la Comisión Europea y al que Juncker deja colocado ante las importantes elecciones europeas de 2019.