+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

Toques de queda y cierre de comercios

La expansión de la cepa británica obliga a Europa a imponer nuevas restricciones

Cerca del 10% de contagios en algunos países ya corresponden a las nuevas variantes

 

Realización de una prueba PCR. - EUROPA PRESS

EL PERIÓDICO
23/01/2021

Europa se prepara para tomar medidas más estrictas en "las próximas semanas" contra la pandemia del coronavirus, han alertado los 27 líderes europeos en la cumbre de Bruselas. Ante la amenaza que supone la expansión de la nueva variante del covid británica, algunos países empiezan a prohibir vuelos y vuelven a cerrar comercios.

Oslo cierra la vida pública

El Gobierno noruego ha decretado este sábado un cierre de la actividad económica y la vida pública de una semana en el área de Oslo debido a un brote de la mutación británica del coronavirus. Las medidas, que afectan a diez municipios de la región de la capital noruega, estarán vigentes hasta el día 31.

Todas las tiendas no esenciales permanecerán cerradas, así como los centros comerciales, restaurantes (que podrán vender a domicilio), gimnasios, piscinas, bibliotecas, cines y museos, y se suspenden las actividades deportivas o de tiempo libre. Del mismo modo, los centros de educación superior implantarán la enseñanza a distancia, mientras se combinará esta con la presencial en las escuelas.

Las autoridades recomiendan además evitar las visitas en casa, los viajes innecesarios e instan a trabajar desde el domicilio, completando un paquete de medidas más duro que el que se implantó la primavera pasada en el inicio de la pandemia.

Berlín confina al personal de una clínica

Las autoridades sanitarias alemanas han informado este sábado del aislamiento total de la Clínica Humboldt de Berlín tras detectar 14 casos de la variante B.1.1.7 del coronavirus, descubierta por primera vez en Reino Unido, según ha informado el diario 'Tagesspiegel'. Este brote podría haber afectado ya a los familiares del personal de la clínica y las autoridades habrían retirado el centro del listado de servicios de emergencias ya el viernes y habrían impuesto el veto a nuevos ingresos en la clínica.

El personal está en cuarentena rotatoria: los trabajadores solo pueden ir de casa al trabajo y no pueden utilizar ni autobuses ni trenes para los desplazamientos. Este sábado las autoridades de Alemania han confirmado 16.417 nuevos contagios por coronavirus y otros 879 fallecidos durante las últimas 24 horas, un día después que el país europeo superara el umbral de los 50.000 fallecidos desde el inicio de la pandemia, con más de 2,1 millones de casos.

El Instituto Robert Koch (RKI), el ente gubernamental encargado del control de enfermedades infecciosas, fija ya los totales de fallecidos y afectados en 51.521 y 2.122.679, respectivamente.

Elecciones a pesar de los récords de covid en Portugal

Portugal ha superado este sábado los 10.000 fallecidos desde que empezó la pandemia tras sumar dos nuevos récords en 24 horas: 274 muertes y 15.333 contagios notificados. Es el sexto día consecutivo que el país, con 10 millones de habitantes, marca un nuevo máximo de fallecimientos en una sola jornada, con un balance total de 10.194 decesos y 624.469 contagios desde que empezó la pandemia, según el último boletín de la Dirección General de Salud (DGS).

En las últimas 24 horas se alcanzaron también nuevos máximos en hospitalizados, que son ya 5.922 (143 más que el día anterior), de los cuales 720 están en cuidados intensivos (5 más). Portugal, confinado desde el pasado día 15, hará una excepción este domingo, cuando podrán salir de casa los electores residentes en territorio nacional para votar en las elecciones presidenciales.

En total, algo más de nueve millones de personas podrán salir para depositar su voto en las urnas, a los que se suma cerca de otro millón y medio de lusos en el extranjero llamados a elegir a su jefe de Estado durante los próximos cinco años.

Luz verde al toque de queda en Países Bajos

El Gobierno neerlandés mantendrá al menos cuatro semanas la prohibición de vuelos entre Países Bajos y Reino Unido, Sudáfrica y todos los países de Sudamérica, y aplicará un toque de queda en territorio neerlandés a partir del próximo sábado, tras lograr este jueves el respaldo del Congreso. La oposición ha reprochado al primer ministro en funciones, Mark Rutte, no haber tomado esta medida antes, cuando se detectaron los primeros contagios con la nueva cepa.

“Ya sabíamos en Navidad que llegaría aquí la variante británica y ahora llegamos demasiado tarde, porque el 10 por ciento de los contagios ya son con la cepa británica del coronavirus. Así que ya está aquí”, criticó Eva van Esch, del Partido de los Animales.

Varias aerolíneas que operan en Países Bajos (KLM, Transavia, Corendon, TUI y EasyJet), junto a organizaciones comerciales, han publicado una declaración conjunta contra la introducción de la exigencia en el país de origen de un test rápido, junto a una PCR negativa, a todos los viajeros que quieran entrar en territorio neerlandés. Según el documento, esta medida “convertirá a Países Bajos en el único país del mundo donde entrarán en vigor medidas de gran alcance, lo que pondrá en peligro la conexión de Países Bajos con el resto del mundo, la posición comercial neerlandesa y el empleo en el sector de la aviación”.

Francia exige PCR negativa

Francia pedirá una PCR negativa con una validez de menos de 72 horas a todos los viajeros europeos que quieran entrar en territorio francés desde este domingo por la incidencia de las nuevas variantes de covid. Así lo comunicó el presidente francés, Emmanuel Macron, en la misma Cumbre de los Veintisiete dedicada al coronavirus. La medida excluirá los "viajes imprescindibles", según ha informado un comunicado del Elíseo expedido tras la cumbre, así como "a los trabajadores fronterizos y el transporte terrestre".

El pasado 14 de enero, Francia ya había tomado la decisión de exigir una PCR negativa a los viajeros de fuera de la UE, mientras que hace apenas una semana se adelantó el horario del toque de queda a las 18:00 horas, y, tal y como recoge 'Le Monde', el ministro de Salud francés, Olivier Véran, ha advertido de que el Gobierno "podría estar obligado a tomar medidas más duras".