+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

Farage: “Es el día de la independencia"

 

Nigel Farage, eufórico en la sede de su partido. - EFE

EFE
24/06/2016

El eurófobo Nigel Farage, líder del Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), anticipó hoy "la victoria" de la salida británica de la Unión Europea (UE) -"brexit"- cuando a la mitad del recuento de votos la retirada logra 500.000 votos más que la permanencia.

En una declaración, Farage dijo que este será el triunfo de gente "decente" que se ha enfrentado a las grandes corporaciones y los banqueros para respaldar la salida del país del bloque europeo.

Con el grito de "independencia", el político antiinmigración afirmó que el pueblo británico conseguirá desprenderse de la Unión sin "haber disparado una sola bala".

Farage, que afirmó que hoy podría ser llamado el "día de la independencia", se mostró confiado de la victoria del "brexit" si bien aún queda por conocerse millones de votos.

Cuando restan por escrutar 118 de las 382 áreas en que está dividido el mapa electoral británico, el campo a favor de la salida obtiene el 51,3 % de los votos frente al 48,7 % de la permanencia.

Según los expertos, todo parece indicar que el resultado podría cambiar para uno u otro bando en el último momento.

Este fuerte avance del "brexit" ha generado nerviosismo en los mercados internacionales al provocar una importante caída de la libra esterlina, de un 8 %, la mayor en un día desde 2008.

El noreste de Inglaterra y Gales arroja un importante apoyo al "brexit", mientras que Escocia e Irlanda del Norte han optado por la permanencia británica en el bloque europeo.

De acuerdo con los expertos, la cifra que hay que alcanzar para saber cuál de los dos bandos ha ganado es de 16.813.000 votos.

Más de 46 millones de ciudadanos estaban llamados a las urnas el jueves para decidir en un plebiscito si querían continuar o salir del bloque europeo, al que se unieron en 1973.

Los votantes tuvieron que responder con una equis a la pregunta: "¿Debería el Reino Unido permanecer como miembro de la Unión Europea o abandonar la Unión Europea?".