Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

CONMOCIÓN EN EEUU

El gobernador de Florida quiere un policía en cada escuela pública estatal

Rick Scott se pronuncia a favor de elevar a 21 años la edad legal para comprar armas y prometer restringir el acceso a las personas con problemas de salud mental

EL PERIÓDICO
24/02/2018

 

Nueve días después de la masacre de Parkland (Florida), en la que un joven disparó y mató a 17 estudiantes y profesores de instituto, el gobernador de Florida, Rick Scott, ha reclamado destacar un policía en todas las escuelas públicas del estado.

Scott se ha pronunciado asimismo a favor de elevar a 21 años la edad legal para poder comprar un arma, idea que siempre ha sido rechazada por la todopoderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA, en sus siglas en inglés), el lobi de las armas del cual Scott es miembro.

El gobernador de Florida ha prometido también restringir de forma drástica el acceso a las armas de las personas con problemas de salud mental.

Por su parte, el presidente de EEUU, Donald Trump, ha afirmado que Nikolas Cruz, el joven de 19 años que abatió a las víctimas de su antiguo instituto de Parkland, habría sido detenido si los profesores del centro hubieran llevado armas. "Un profesor le habría parado antes de que él mismo supiera lo que le estaba llegando", ha declarado Trump en un encuentro anual de conservadores en los suburbios de Washington.

El sheriff de Parkland ha publicado una lista de 23 incidentes e intervenciones policiales en el domicilio de Nikolas Cruz entre el 2008 y el 2017, que ilustran las graves perturbaciones que sufrió durante su infancia y adolescencia. Ninguna de sus fugas, amenazas o actos de violencia motivaron ningún tipo de atención judicial.