+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

EN PLENO CENTRO DE MANHATTAN

El gobernador de Nueva York confirma que la explosión de esta noche ha sido un acto de terrorismo

Un artefacto ha estallado en el barrio de Chelsea y un segundo ha sido encontrado por la policía en un contenedor de basura. El alcalde Bill de Blasio califica el incidente de muy grave pero ha descartado que se trata de un acto terrorista

 

Policías y equipos de emergencia, en el lugar de la explosión, en la calle 23 con la Sexta Avenida, en el barrio de Chelsea (Nueva York). - AFP / BRYAN R. SMITH

EL PERIÓDICO / NUEVA YORK
18/09/2016

Un total de 29 personas han resultado heridas, una de ellas de gravedad, esta madrugada en el barrio de Chelsea de Nueva Yorkal estallar un artefacto explosivo, según han informado fuentes oficiales. El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, ha señalado que "no hay evidencias de una conexión terrorista" pero sí que se ha tratado de un "acto deliberado". Poco después de la explosión, y cuando la zona ya estaba acordonada, la policía ha encontrado un segundo artefacto en Nueva York, al parecer una olla a presión, a apenas unas manzanas del lugar de la explosión.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ha explicado que se trata de dos bombas y que ha sido un acto de terrorismo pero que por el momento no se ha establecido ningún vínculo con ningún grupo terrorista internacional.

La explosión se ha registrado a las 20.30 horas del sábado (02.00 de la madrugada del domingo en España) en la calle 23 con la Sexta Avenida. Algunos testigos citados por medios locales han apuntado que la explosión, que se oyó con fuerza, se produjo por un artefacto que estalló dentro de un contenedor de basuras. El explosivo estalló poco antes de que pasara por allí una carrera popular. Este evento empezó con retraso, lo que ha impedido que el impacto de la detonación causara un número mayor de víctimas.

La popular zona, llena de bares y restaurantes de última moda, ha quedado acordonada por la policía, que ha desalojado todos los locales. Pese al susto, y según imágenes de la televisión, los vecinos han reaccionado con bastante calma. Un testigo ha explicado al canal NY1 que en la zona no había humo y que después de las primeras señales de nerviosismo, había vuelto la calma.


"ACTO DELIBERADO"

El alcalde de Nueva York, que se ha desplazado al lugar de la explosión, ha calificado de "incidente muy grave" la explosión y ha confirmado que la policía lo considera "un acto intencionado". Ha subrayado, sin embargo, que no existen amenazas específicas contra Nueva York por parte de ningún grupo terrorista. La policía y los bomberos creen que el artefacto, del que no han dado detalles por ahora, se encontraba dentro de un contenedor de basura.

"Creemos que se trata de un acto deliberado (...) No hay evidencias de una conexión terrorista. Se trata de información preliminar hasta el momento. No hay una amenaza específica contra Nueva York de parte de alguna organización terrorista", ha insistido De Blasio.

La explosión ocurrió horas antes de que comiencen a llegar a la ciudad casi un centenar de gobernantes que participarán desde el lunes en una cumbre que organiza la ONU y en el debate de alto nivel de la Asamblea General de Naciones Unidas. Entre las personalidades que estarán presentes figura el presidente estadounidense, Barack Obama, quien tiene previsto llegar a Manhattan este domingo.

Preguntado De Blasio si la explosión puede tener vinculación con estos actos, el alcalde ha afirmado que "es muy pronto para saberlo". Los responsables de la ciudad tampoco han querido aventurar si el incidente puede guardar relación con la explosión de un artefacto en la localidad de Seaside Park, en el vecino estado de Nueva Jersey, que no causó víctimas ni daños materiales graves.

SEGUNDO ARTEFACTO

Con la policía ya en la zona, se ha localizado un segundo artefacto, al parecer una olla a presión, a apenas unas manzanas de la explosión. Concretamente, este segundo explosivo estaba entre las calles 27 y la Séptima Avenida, en el centro de Manhattan y, según fuentes policiales, parece una olla a presión de cuya parte central sale un cableado oscuro. Las televisiones estadounidenses han mostrado imágenes de esta olla cuyos cables están conectados con cinta adhesiva de color plata.

En plena campaña electoral está EEUU, tanto Hillary Clinton como Donald Trump hicieron las primeras valoraciones. El más rápido, el republicano, que se pronunció durante un mitin en Colorado antes de que la policía dijera nada. Informó a los presentes que "una bomba" había explotado en Manhattan. "Nadie sabe bien qué ha pasado, pero, chico, vivimos en unos tiempos que será mejor que nos pongamos duros, amigos".

La candidata demócrata fue más prudente. "Obviamente necesitamos hacer todo lo que podamos para apoyar a los que trabajan sobre el terreno y rezar por las víctimas. Diré más cosas cuando conozcamos mejor los hechos". Preguntada por la precipitación de su rival al hablar de bomba, Hillary dijo: "Creo que lo inteligente es esperar hasta conocer los detalles".