Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

A TRES SEMANAS DE LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES

El Gobierno venezolano interviene el principal banco privado del país

La decisión forma parte de la llamada operación contra la guerra económica y se ha saldado con la detención de 11 directivos de Banesco, dos de ellos de nacionalidad española

EL PERIÓDICO
04/05/2018

 

A menos de tres semanas de las elecciones presidenciales, Nicolás Maduro consideró que su verdadera pelea no es con candidatos opositores a los que piensa derrotar cómodamente, sino contra el principal banco privado de Venezuela. El fiscal general designado por la Asamblea Constituyente, Tarek William Saab, ha informado del arresto de 11 integrantes de la junta directiva de Banesco como parte de la operación “Manos de papel”. El Gobierno ha decidido intervenir el banco durante tres meses “para garantizar el pleno funcionamiento”.  En Caracas han corrido rumores sobre una intervención similar del Banco Provincial, del grupo BBVA, que ha sido finalmente desmentida.

Entre los directivos de Banesco detenidos hay dos venezolanos con nacionalidad española. Se les acusa de estar relacionados con una red de cambistas ilegales en la caliente frontera con Colombia, una de las usinas del mercado negro y flujo además para el envío o la recepción de remesas. Banesco pertenece a Juan Carlos Escotet, un venezolano hijo de españoles que a la vez es dueño de la financiera Abanca. Escotet, quien estaba en Lisboa, decidió viajar a Caracas para “dar la cara” ante las autoridades y respaldar a “mis compañeros”. Banesco, ha dicho, “siempre ha trabajado ajustado a derecho”. En su opinión, lo que ha sucedido tiene fines políticos.

Para el fiscal general, en cambio, los 11 detenidos son “presuntamente responsables” de una “serie de irregularidades” que “han facilitado o encubierto los ataques contra la moneda nacional”. Las “mafias” son un ariete esencial de lo que el Gobierno llama “la guerra económica”. Como parte de la operación “Manos de papel” se encuentran otras 134 personas detenidas y pesa una orden de arresto contra otros 398. Se han bloqueado 1.380 cuentas bancarias, “de las cuales aproximadamente 1.000 son de Banesco”, ha informado el fiscal.

Malas relaciones
El enfrentamiento del chavismo con Banesco viene de lejos, al punto que el propio Hugo Chávez pensó alguna vez en nacionalizar el banco. A finales del 2017 se empezó a incubar un nuevo capítulo de estas malas relaciones. En diciembre, Diosdado Cabello, uno de los hombres fuertes del régimen, prometió investigar a Banesco. “Señor Escotet, ¿cómo es que su banco se presta en la frontera para la compra de los billetes venezolanos y las transacciones solo son con Banesco?”. Desde entonces, circularon versiones sobre una nueva tentativa de adquisición de la entidad. “Los hijos no se venden”, dijo Escotet.

 De acuerdo con Antonio Vivas Santana, columnista del portal de izquierdas 'Aporrea', el madurismo realizó un acto desesperado porque “no logra derrotar al mercado paralelo de divisas”. Pero esa “torpe medida” puede tener efectos contraproducentes en medio de la campaña electoral. “Si Maduro continúa en el poder, el dólar paralelo va a superar los dos millones de bolívares en su valor y Venezuela será ingobernable”.  La intervención de Banesco, advierte el columnista, acelerará la depreciación del bolívar mucho antes de que los venezolanos vayan a votar. 

El precio no oficial del billete estadonidense es tan volátil que, en medio del caso Banesco, se llegaba a pagar 648.811 bolívares por cada dólar. Mientras se ponía en marcha en último capítulo de la operación “Manos de papel”, el 30 de abril, Maduro anunció un aumento de 95% del salario mínimo. Los 2.555.500 bolívares que recibirán los venezolanos más desprotegidos por la crisis económica  y social ya se convirtieron, según la lógica de la economía en negro en apenas cuatro dólares.

Las noticias más...
Deshacer Previsualizar antes de guardar Guardar CMS desarrollado por: CMS desarrollado por DiCom Medios, S.L.