+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

EL DRAMA DE LA MIGRACIÓN

Grecia empieza a desalojar el campamento de refugiados de Idomeni

La operación transcurre "lentamente y en calma" y sin la presencia en el lugar de periodistas y voluntario

 

Una mujer y sus hijos, a bordo del autobús que les ha sacado del campo de Idomeni, esta mañana. - AP

Policías, junto a algunos de los autobuses preparados para trasladar a los refugiados. - AP

24/05/2016

La policía griega ha empezado a primera hora de este martes a desalojar el campamento improvisado de Idomeni, en la frontera con Macedonia, donde se encuentran más de 8.400 refugiados. La operación se está llevando a cabo sin los medios de comunicación cerca, puesto que la policía les ha cerrado el acceso por carretera a tres kilómetros del campo. Anoche, las autoridades también instaron a los voluntarios a abandonar el lugar. Solo la televisión pública griega, Médicos sin Fronteras y personal de la ONU tiene permiso para estar en el campo.

Según los medios presentes en el lugar, los primeros dos autobuses han abandonado ya el campamento rumbo a alguno de los nuevos centros oficiales abiertos en el norte de Grecia y donde está previsto reubicar a los refugiados.

La evacuación se está desarrollando "lentamente" y "con calma", según ha subrayado Yorgos Kyritsis, portavoz del servicio de coordinación de la crisis migratoria. "El operativo ha empezado hacia las 04.00 de la madrugada y transcurre lentamente y en calma. No es necesario el uso de la fuerza", ha señalado.

La policía, con la ayuda de intérpretes, ha estado desde anoche informando a los refugiados de la operación de traslado. Según informa la cadena de televisión pública griega, el ambiente es por ahora tranquilo y muchos refugiados esperan con calma ante los autobuses a ser trasladados.

A lo largo de la jornada de ayer ya fueron llevadas a estructuras organizadas unas 2.500 personas, pero a primeras horas de esta mañana continuaban en Idomeni más de 8.400 personas. Estas imágenes, tomadas por un fotoperiodista freelance antes de que la prensa fuera expulsada del campo, muestran el despliegue policial.

La policía ha asegurado que la fuerte presencia de las fuerzas antidisturbios es una mera "medida de precaución", para reaccionar en el caso de que haya personas que se nieguen a desalojar el campamento. El Gobierno ha venido insistiendo en las últimas semanas en que no tiene intención de llevar a cabo un desalojo forzoso, teniendo en cuenta que en el campamento hay numerosas mujeres y niños.
TRASLADO EN 10 DÍAS
Según señaló este lunes el portavoz del Gobierno para asuntos de refugiados, Yorgos Kyritsis, se espera que el traslado a centros gubernamentales se lleve a cabo en un plazo de diez días. "En este momento tenemos disponibles 6.000 plazas en centros de acogida, tendremos 8.000 en unos días", añadió el portavoz, quien dijo que se trata de centros de buena calidad, con cabañas, y no con tiendas de campaña, un factor que espera sirva para motivar a los refugiados a aceptar su traslado.

El Gobierno ha informado además de que los refugiados tan solo podrán obtener en los campamentos oficiales una prórroga del permiso de estancia de un mes que reciben al inscribirse a su llegada a Grecia. A la mayoría de los refugiados este permiso les ha caducado, por lo que el Gobierno espera que esta decisión sirva igualmente como incentivo.