Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Men� Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ORIENTE PRÓXIMO

Guerra verbal entre Arabia Saudi e Irán por la peregrinación a la Meca

El Gran Muftí saudí asegura que los iranís "no son musulmanes" y sienten "una fuerte hostilidad" hacia los sunís

ANA ALBA
07/09/2016

 

La guerra verbal entre Irán y su gran rival en Oriente Próximo, Arabia Saudí, está al rojo vivo. En los últimos días, han intercambiado lindezas en un tono belicoso que supera la agresividad habitual de los mensajes que se dedican mutuamente.

Pocos días antes de que se inicie la peregrinación anual de los musulmanes a la Meca -lugar más sagrado para el Islam, situado en Arabia Saudí-, se han desatado insultos y acusaciones entre los dos países. El último ataque verbal lo ha lanzado hoy elpresidente iraní, Hasan Rohaní, que ha pedido a los Estados musulmanes que se coordinen para “castigar” a los saudís por sus “crímenes”.

La crisis ha estallado por la incapacidad de los dos países para llegar a un acuerdo sobre la participación de los iranís en el “hajj” (peregrinación) que los musulmanes tienen que hacer al menos una vez en su vida.

El 24 de septiembre del 2015, más de 2.000 personas murieron en una avalancha durante la peregrinación, entre ellas 465 iranís. Teherán culpó de la tragedia a las autoridades saudís. Estos aludes humanos con centenares de muertos se han producido en la Meca en muchas ocasiones.

"SABOTAJE" EN LA MECA


A principios del 2016, el Gobierno iraní anunció que estaba “muy preocupado” por la seguridad de sus ciudadanos y que no enviaría peregrinos a la Meca. Será la primera vez en tres décadas que los iraníes no participan en el hajj. Teherán acusó entonces a Riad de “sabotaje” y este miércoles Rohaní ha ido más allá.

“Si el problema con el Gobierno saudí se limitara al hajj, podríamos haber encontrado una solución. Pero este Gobierno, con los crímenes que comete en la región y su apoyo al terrorismo, derrama la sangre de los musulmanes en Irak, Siria, Yemen y bombardea diariamente de forma salvaje a las mujeres y niños yemenís”, ha afirmado Rohaní ante el consejo de ministros de Irán. Los dos rivales se enfrentan desde hace años en diversos conflictos de Oriente Medio, ahora principalmente en Siria y el Yemen.

“Los países de la región y el mundo islámico tienen que coordinar sus acciones para arreglar los problemas y castigar al Gobierno saudí”, ha añadido el presidente iraní. Irán “no perdonará jamás la sangre derramada de sus mártires” muertos en la Meca, ha asegurado Rohaní, y ha acusado a las autoridades saudís de “incompetencia”.

RELACIONES ROTAS


Arabia Saudí -de población esencialmente musulmana suní wahabí- e Irán -de mayoría musulmana chií- rompieron relaciones diplomáticas el pasado enero por iniciativa del primer país. La decisión llegó después de que una multitud de manifestantes atacara la embajada saudí en Teherán. Los congregados protestaban por la ejecución de un clérigo chií en Arabia Saudí.

El Gran Muftí saudí, el jeque Abdel Aziz ben al-Sheik, declaró hace dos días que los iranís “no son musulmanes, su hostilidad hacia los musulmanes es antigua, particularmente hacia los sunís”. El jefe de la diplomacia iraní, Mohamad Javad Zarif respondió a las declaraciones del Gran Muftí saudí acusando a Riad de “fanatismo”.

Por su parte, el máximo líder iraní, el ayatolá Ali Jamenei, calificó a los saudís de “vergonzosos desviados” y los acusó de haber “bloqueado el camino al hajj de los peregrinos iranís”. Jamenei hizo un llamamiento a los países musulmanes para que reconsideren la gestión de los lugares sagrados de la Meca y Medina por los saudís.

APOYO REGIONAL


Riad cuenta con el apoyo de las monarquías del Golfo Pérsico. El Consejo de Cooperación del Golfo (CCG), integrado por Arabia Saudí y sus aliados, ha acusado a Irán de querer “politizar” la peregrinación a la Meca. “Los países del CCG rechazan las declaraciones sucesivas de altos dirigentes iranís contra el reino saudí” que incluyen “acusaciones totalmente incompatibles con los valores y preceptos del Islam”, ha afirmado el CCG.

Las noticias más...