+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

DE UN MES

La guerrilla colombiana del ELN declara una tregua unilateral como "gesto humanitario" ante el coronavirus

Propone además aprovechar el alto el fuego para reanudar el diálogo de paz en La Habana

 

Mural alusivo a la guerrilla del ELN en la localidad de El Palo, Colombia - EFE (CHRISTIAN ESCOBAR)

EUROPA PRESS
30/03/2020

La guerrilla colombiana del Ejército de Liberación Nacional (ELN) ha declarado una tregua unilateral que estará vigente entre el 1 y el 30 de abril, en respuesta al llamamiento realizado por el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, a cesar los combates en todo el mundo para centrar los esfuerzos en luchar contra el coronavirus.

"El ELN estima conveniente declarar un cese unilateral activo por un mes, a partir del 1 y hasta el 30 de abril, gesto humanitario con el pueblo colombiano, que padece la devastación del coronavirus", ha informado el grupo armado en un comunicado difundido por su revista 'Voces'.

El ELN ha explicado que "el cese es activo porque nos reservamos el derecho a defendernos, ante los ataques que adelantan las fuerzas estatales, integradas por tropas regulares, paramilitares y bandas del narcotráfico, en varias regiones del país".

"Por tanto, hacemos un llamado al Gobierno de (Iván) Duque, para que ordene el acuartelamiento de sus tropas y desactive la persecución contra la población y el asesinato de dirigentes y activistas sociales", ha instado.

El ELN ha explicado que esta tregua unilateral obedece al llamamiento realizado por Guterres y que el jefe de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia, Carlos Ruiz-Massieu, trasladó directamente a la guerrilla el pasado 26 de marzo.

También ha pedido a Duque que durante este mes de tregua la delegación del Gobierno se reúna con la del ELN en La Habana para "concertar un cese el fuego bilateral y temporal" que permita retomar el diálogo de paz. "Para estas gestiones es conveniente contar con la presencia de los países garantes", ha considerado.El último diálogo de paz con el ELN, que comenzó en febrero de 2017 con el Gobierno de Juan Manuel Santos, se rompió dos años después, ya con Duque en la Presidencia, tras el atentado perpetrado por la guerrilla contra una escuela de cadetes de Bogotá, que se saldó con 22 muertos y cerca de 90 heridos.

Desde entonces, el ELN ha hecho numerosos llamamientos a retomar las conversaciones de paz, si bien el Gobierno ha puesto dos condiciones previas: que renuncie a toda actividad criminal y libere a todos los secuestrados. El grupo armado se niega porque dice que es una imposición unilateral.

En este tiempo, Noruega, uno de los países mediadores, "ha explorado las posibilidades de reanudar las negociaciones" de paz, según ha informado el Ministerio de Exteriores en un comunicado.

"Es alentador que el ELN haya declarado una tregua unilateral para combatir la amenaza común del Covid-19", ha dicho la ministra de Exteriores, Ine Eriksen. "Confío en que contribuya a la necesaria ayuda humanitaria y a las medidas para impedir que llegue a las población en zonas de conflicto", ha declarado.

CORONAVIRUS EN COLOMBIA

Por otro lado, el ELN se ha referido al impacto del coronavirus en Colombia, donde deja diez muertos y más de 700 casos, acusando al Gobierno de aprovechar la pandemia para "aumentar la militarización del país" y favorecer "en forma descarada" a los intereses de "los grandes conglomerados económicos y capitales extranjeros".

Así, ha urgido a la Casa de Nariño a "descongestionar las cárceles, ordenando la excarcelación inmediata de los presos políticos, las personas presas por pertenecer o colaborar con los grupos guerrilleros, los presos condenados a menos de diez años y de las personas mayores de 60 años".

Asimismo, ha reclamado al Ejecutivo colombiano "que suministre de forma gratuita el test de confirmación del contagio, el material sanitario y los medicamentos para evitar la expansión del coronavirus" en el país.En este contexto, ha abogado igualmente por reformar la Ley 100, "que privatizó el sistema de salud y se lo entregó a los testaferros del narcoparamilitarismo, que se dedicaron a seguir traficando con la muerte de los colombianos". "La salud debe volver a ser un derecho inalienable de obligatorio cubrimiento por el Estado", ha sostenido.

También ha propuesto una serie de medidas tales como garantizar la "canasta básica familiar de forma gratuita durante 15 días", un subsidio mensual a los desempleados, otro subsidios a pequeños y medianos empresarios y campesinos, condonar deudas por servicios públicos y garantizar su cobertura gratuita y suspender el pago de deudas financieras.

Todo ello, para la población más vulnerable y mientras dure la pandemia, financiado con "un fondo especial de 30 billones de pesos para atender la emergencia por el coronavirus, mediante el cobro de un impuesto extraordinario, al sistema financiero, a los grandes industriales, comerciantes y empresas multinacionales".