+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

Indignación en Alemania por los vítores mientras se quemaba un albergue

Las autoridades de Sajonia condenan el segundo incidente de carácter racista hacia los inmigrantes en solo tres días

 

Los bomberos trabajan en la extinción del incendio del edificio que debía acoger a refugiados en Bautzen. - AFP / RICO LOEB

CARLES PLANAS BOU
21/02/2016

Alemania está viviendo en los últimos días episodios racistas que dejan ver la cara menos amable de la sociedad. La madrugada del domingo se ha producido un nuevo incendio en un albergue pararefugiados, esta vez en la localidad de Bautzen, cerca de Dresde, al este del país. Según la policía las llamas han provocado la “alegría no disimulada” de algunas de las personas que presenciaron los hechos, que también terminaron coreando “consignas despectivas”.

Aunque aún se desconoce que habría provocado el fuego todo apunta a que se podría tratar de otro ataque de tintes racistas. El edificio en llamas se estaba preparando para acoger a un total de 300 refugiados pero aún no había abierto las puertas a los solicitantes deasilo. Eso ha hecho que no haya habido víctimas. “Algunos de los presentes, fuertemente embriagados, lanzaron comentarios sarcásticos y no escondieron su placer”, reza el comunicado policial.

Este nuevo episodio ha vuelto a indignar a las autoridades locales, que han lanzado un duro mensaje contra la xenofobia. “Los que aplauden mientras la casa se quema o se ríen mientras hay refugiadosasustados se comportan de manera atroz y repugnante”, ha lamentado el ministro de Justicia, Heiko Maas. El primer ministro sajón, Stanislaw Tillich, ha asegurado que se trata de “criminales”.

 

XENOFOBIA EN SAJONIA

No es el primer incidente en el estado alemán de  Sajonia. El pasado jueves un grupo de hasta 100 personas cercanas a movimientos de ultraderecha bloquearon la llegada de un autocar de refugiados que se dirigía a Clausnitz. Entre consignas racistas y gritos de “bichos” lasimágenes capturadas por uno de los asistentes muestran el miedo de las mujeres y niños que viajaban en el autocar.

Uno de los policías terminó agarrando por el cuello a un menor y forzándolo a salir del vehículo de forma agresiva ante el jolgorio de los manifestantes. A pesar de que hay una investigación en curso se relaciona esa agresión con miembros del partido xenófobo y euroescéptico Alternativa para Alemania (AfD).