+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

CONFLICTO CON IRÁN

Japón celebra la contención de EE.UU tras el ataque con misiles de Irán

Abe valoró la declaración de Donald Trump en la que optó por la presión económica y la contención militar

 

Fotografía de archivo de Shinzo Abe. - EFE / ALEXANDER NEMENOV

EL PERIÓDICO
09/01/2020

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, celebró este jueves la decisión de Estados Unidos de responder con mesura, a través de sanciones económicas y no militarmente, al ataque con misiles de Irán a dos bases con presencia de sus fuerzas.

"Japón ha venido instando a todas las partes involucradas a ejercer autocontrol, por lo que apoyamos la respuesta contenida" de EE.UU., dijo Abe en declaraciones a los periodistas a su llegada hoy a la residencia oficial del jefe del Ejecutivo nipón, Kantei, recogidas por la cadena pública NHK.

El primer ministro japonés añadió que Japón, que lleva tiempo tratando de mediar en el conflicto, seguirá haciendo uso de la diplomacia "para aliviar y estabilizar la situación en la región".

Abe valoró de esta manera la declaración a la nación hecha horas antes por el presidente de EE.UU., Donald Trump, desde la Casa Blanca, en la que optó por la presión económica y la contención militar en respuesta a los ataques con misiles de Irán a dos bases castrenses en Irak con presencia de tropas estadounidenses.

El ataque no causó bajas mortales y los daños materiales fueron "mínimos", dijo Trump, que no obstante prometió que su país impondrá "poderosas" sanciones económicas adicionales al régimen iraní "hasta que cambie de comportamiento".

El mandatario estadounidense ordenó la inmediata puesta en marcha de las medidas punitivas, cuyo contenido no fue detallado.

Los ataques iraníes supusieron la primera respuesta de Teherán al asesinato en un ataque estadounidense con drones del general iraní Qasem Soleimani la semana pasada cerca del aeropuerto de Bagdad.

Las relaciones de EE.UU. e Irán comenzaron a tensarse después de que Trump decidiera unilateralmente retirar a su país del pacto nuclear alcanzado en 2015 por Irán y seis potencias mundiales (EE.UU., Rusia, China, Francia, el Reino Unido y Alemania) para limitar su programa nuclear a cambio del levantamiento de sanciones.