+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

PULSO EN BRASIL

Jueza impide a Bolsonaro promover campañas contra cuarentenas Coronavirus

La decisión judicial prohibe incentivar conductas contrarias a las medidas restrictivas impuestas para contener la pandemia

 

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, con mascarilla por coronavirus. - AFP

EFE
28/03/2020

Una jueza de Brasil ordenó este sábado al Gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro "abstenerse" de promover "piezas publicitarias" que incentiven la vuelta al trabajo y sean contrarias a las medidas restrictivas impuestas por gobernadores regionales para contener la pandemia del coronavirus. La decisión fue tomada por la jueza de guardia Laura Bastos Carvalho, de Río de Janeiro, quien acató un recurso de la Fiscalía contra posibles campañas publicitarias institucionales que insten a los brasileños a volver a la normalidad, sin tener como base "documentos técnicos".

Para el Ministerio Público, ese tipo de mensajes "podría agravar el riesgo de diseminación" de la COVID-19 por Brasil, que en apenas un mes ha registrado 92 muertes y casi 3.500 casos confirmados de la enfermedad, según el último balance del Ministerio de Salud.

La magistrada hace referencia a un vídeo que supuestamente formaba parte de una futura campaña oficial bautizada como "Brasil no puede parar", el cual ha circulado en las últimas horas por las redes sociales y fue compartido por el senador Flávio Bolsonaro, hijo mayor del presidente brasileño. El vídeo, en el que se animaba a los comerciantes a reabrir sus negocios y a los trabajadores autónomos a retomar sus actividades, se le atribuyó al Gobierno de Bolsonaro, aunque la Secretaría de Comunicación de la Presidencia lo negó de forma tajante.

En un comunicado, la asesoría de prensa del Ejecutivo afirmó en una nota que el video era "experimental" y que no llegó a ser aprobado para su divulgación por los canales oficiales.

"Cabe destacar, para que no queden dudas, que no hay ninguna campaña del Gobierno Federal con el mensaje del video que está circulando, por tanto, no hubo ningún gasto", subrayó.

No obstante, la jueza Bastos Carvalho se anticipó a cualquier movimiento en este sentido y ordenó al Gobierno abstenerse de divulgar, "por radio, televisión, periódicos, revistas, páginas web o cualquier otro medio, físico o digital", anuncios relacionados con la campaña "Brasil no puede parar" o cualquier otra que "sugiera a la población" comportamientos que no "se rijan por directrices emitidas por el Ministerio de la Salud".

La magistrada determinó que el incumplimiento del fallo está sujeto a una multa de 100.000 reales (unos 20.000 dólares) por infracción.

Prohibidas las caravanas pro-presidenciales

La Justicia de Río de Janeiro también vetó la celebración de una caravana convocada por seguidores de Bolsonaro contra las medidas restrictivas impuestas en este estado brasileño, el segundo más golpeado por la pandemia. Un treintena de manifestantes se concentraron este sábado en el aparcamiento de un supermercado en el barrio de Tijuca, pero un fuerte dispositivo policial impidió su marcha hasta el Palacio de Guanabara, sede del gobierno fluminense.

Otros tribunales de Brasil prohibieron igualmente este tipo de actos a favor de la reapertura de los comercios, pese al avance del coronavirus, como defiende el jefe de Estado. No obstante, algunos simpatizantes de Bolsonaro sí consiguieron realizar tímidas protestas en Sao José dos Campos, Taubaté e Pindamonhangaba, tres pequeñas localidades en el interior del Estado de Sao Paulo.

Contra el "confinamiento en masa"

El presidente generó esta semana una enorme polémica después de un pronunciamiento en red nacional en el que criticó el confinamiento en masa de la población decretado por algunos gobernadores regionales, defendió la reapertura de los colegios, y aconsejó poner en cuarentena solo a ancianos y personas con enfermedades previas.

Bolsonaro ha calificado de "crimen" la imposición de este tipo de medidas restrictivas y ha pedido públicamente a los brasileños que vuelvan a sus puestos de trabajo, contrariando las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). "Brasil tiene que volver a la normalidad inmediatamente", aseveró en la víspera en una entrevista telefónica en TV Bandeirantes.

Además, volvió a minusvalorar la gravedad de la pandemia al afirmar que el coronavirus, "para el 90 % de la población, es una gripecita o nada" y recordó que el año pasado "murieron 700 personas por H1N1".También puso en duda la cifra de muertes por coronavirus en Italia, el país del mundo con mayor número de fallecidos por la pandemia, y en Sao Paulo, la región de Brasil más golpeada por la pandemia de COVID-19 con 68 fallecidos y 1.223 positivos.