Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

ENCUENTRO SORPRESA

Los líderes de las dos Coreas se reúnen para acordar la cumbre con Trump

Kim Jong-un y Moon Jae-in vuelven a verse las caras en la frontera de los dos países como muestra de buena voluntad para avanzar en la pacificación de la península

ADRIÁN FONCILLAS
26/05/2018

 

Los presidentes de la península coreana se han citado este sábado en la frontera para salvar la cumbre de Singapur que tenía que reunir a Kim Jong-un con el presidente estadounidense Donald Trump. La sorprendente reunión subraya dos aspectos: por un lado, el férreo compromiso coreano en el proceso de paz mientras Trump aún rumia si aparecerá por Singapur. Y por el otro, el tesón de Moon Jae-in, presidente surcoreano.

El encuentro se alargó durante dos horas. Los líderes se reunieron en la orilla norte de la localidad fronteriza de Panmunjon, la opuesta a la que sirvió de escenario en la histórica cumbre del mes pasado. Las fotos los muestran en animados diálogos y clausurando la reunión con abrazos y sonrisas amplias. Los contenidos de la reunión serán revelados por Seúl en la mañana del domingo.

La génesis de la cumbre es esclarecedora. Moon y Kim estrenaron hoy la línea telefónica directa que establecieron tras aquella primera cumbre. Pasados unos minutos, y con la conversación ganando en densidad, Moon se ofreció para desplazarse al norte. Dos líderes que improvisan una reunión sabatina a través del teléfono revelan la nueva y saludable normalidad en la península aún en estado teórico de guerra. La anterior había requerido de semanas de farragosos preparativos diplomáticos y se midió incluso los milímetros de la mesa que los separarían.

COMUNICADO BELIGRANTE

Algo se había torcido desde que ambos se comprometieron el pasado mes a trabajar en la desnuclearización y pacificación de la península. Pionyang canceló semanas atrás una reunión bilateral como protesta a las maniobras militares conjuntas entre Estados Unidos y Corea del Sur.

Fue el penúltimo desplante que sufrió Moon en su hercúlea misión de pacificar la península con socios tan sospechosos como Kim Jong-un y Donald Trump. El último llegó esta semana después de volar a Washington para preparar la cumbre de Singapur con Trump. Aterrizaba Moon en Seúl cuando se enteró por la prensa de que el presidente estadounidense había cancelado la cumbre por la beligerancia del último comunicado norcoreano. Moon apenas pudo manifestar su perplejidad.

Su resolución desde que alcanzó la presidencia contrasta con la volatilidad tuitera de Trump. Este volvió a insuflar ayer esperanzas a la cumbre de Singapur. La improvisada reunión de hoy sugiere que, independientemente de Trump, Seúl y Pionyang han recuperado la sintonía.

Las noticias más...
Deshacer Previsualizar antes de guardar Guardar CMS desarrollado por: CMS desarrollado por DiCom Medios, S.L.