+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

NEGOCIACIONES

Los líderes de las facciones libias se reúnen en Moscú para impulsar la paz

El mariscal Haftar y el primer ministro Sarraj debaten el despliegue de "fuerzas de vigilancia" y convertir en permanente el alto el fuego

 

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, saluda al mariscal Khalifa Haftar, este lunes en Moscú. - MINISTERIO DE EXTERIORES DE RUSIA (DPA)

MARC MARGINEDAS
13/01/2020

Un evento en un escenario que demuestra, una vez más, la creciente influencia de Rusia en los asuntos del mundo árabe. Fayez al Sarraj, el presidente del Gobierno de Libia reconocido internacionalmente, y el mariscal Khalifa Haftar, al frente de la oposición armada que controla el este del país, han mantenido este lunes en Moscú unas conversaciones indirectas destinadas a apuntalar el alto el fuego en vigor y a fijar las condiciones para el despliegue de una eventual "fuerza de vigilancia".

Durante la tarde, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, ha informado acerca de "progresos", aunque ha reconocido que Haftar ha solicitado tiempo, hasta este martes, antes de estampar su firma en un acuerdo que convertiría en permanente la actual tregua.

La última ocasión en la que ambos caudillos se vieron las caras fue en febrero pasado en Abu Dabi, unas negociaciones en las que no se logró cerrar ningún pacto para compartir el poder y que desencadenaron unas semanas más tarde una miniguerra civil de nueve meses de duración. Haftar movilizó entonces a sus tropas hacia Trípoli, la capital, sede del Gobierno del Acuerdo Nacional (GNA, por sus siglas en inglés) en una ofensiva que se ha cobrado la vida de 2.200 personas, según recuentos fiables.

Las conversaciones vienen precedidas de una intensa actividad diplomática entre los valedores de los dos bandos en conflicto, Turquía en el caso del GNA y Rusia en el del mariscal Haftar, aunque bajo la cobertura de la milicia mercenaria Wagner, que el Kremlin califica de "privada". Europa también ha querido implicarse en el proceso, como lo prueba la celebración dentro de unos días, de una conferencia internacional para Libia en Berlín.

Además del cese de hostilidades, las negociaciones en la capital rusa, tal y como informó a France Presse una fuente próxima a Sarraj, versaban sobre la creación de una fuerza militar conjunta de la que no ofreció más detalles.

POR BUEN CAMINO

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha asegurado que las conversaciones de la capital rusa iban por buen camino, al tiempo que ha adelantado su asistencia a la cita en Alemania. La cancillera alemana, Angela Merkel, y el presidente de EEUU, Donald Trump, por su parte, han hablado por teléfono acerca de Libia, entre otros temas. Y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von Leyen, ha dado la bienvenida al cese de las hostilidades en Libia, aunque ha emplazado a la ONU a liderar el proceso de reconciliación.