Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

EN EL ESTADO DE PLATEAU

Más de 200 muertos el fin de semana en Nigeria por violencia entre comunidades

La tragedia se atribuye a la confrontación entre los pastores del grupo étnico Fulani, de mayoría musulmana, y agricultores cristianos

EL PERIÓDICO
27/06/2018

 

Más de 200 personas murieron el pasado fin de semana pasado en choques entre comunidades religiosas de pastores seminómadas en el estado de Plateau, en el centro de Nigeria, según ha informado el gobernador del estado. La última cifra de muertos supera el balance de 86 muertos de la policía, y convierte este episodio en uno de los más sangrientos de este año en el país.

El ataque "es muy perturbador y alarmante porque ha dejado atrás una dolorosa pérdida de más de 200 personas", ha declarado Simon Lalong, gobernador del estado de Plateau, en una conferencia de prensa junto al presidente nigeriano, Muhammadu Buhari.

Reto
El gobernador también ha señalado el desafío humanitario de evitar la "confrontación de miles de personas desplazadas, cuyas casas y cultivos se han quemado y destruido por completo". Ataques como el de este fin de semana se atribuyen ampliamente a un ciclo de conflictos de décadas entre agricultores y pastores seminómadas que se debe en parte a la competencia por las tierras cultivables.

Esto ha adquirido un tono etnorreligioso, y la violencia a menudo se atribuye a los pastores del grupo étnico Fulani, de mayoría musulmana, y a los agricultores cristianos de otras tribus. La violencia en los diversos estados de Middle Belt en Nigeria se ha saldado con más muertes este año que la insurgencia islamista en el noreste de Nigeria, según cálculos de Reuters.

La inseguridad se ha convertido en un importante problema electoral para el presidente Muhammadu Buhari, que planea buscar la reelección en febrero y que ganó el poder en buena medida bajo las promesas de paz y estabilidad. 

 
VER COMENTARIOS