Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

VIOLENCIA POLÍTICA

México cierra la campaña electoral con más de 130 políticos asesinados

Las elecciones presidenciales de este domingo tienen como gran favorito, según las encuestas, al izquierdista Andrés Manuel López Obrador, del partido Morena

EL PERIÓDICO
27/06/2018

 

Al mediodía del martes, Rodrigo Salazar, director de Etellekt Consultores, una firma que elabora informes de violencia política en México, charló con la periodista Carmen Aristegui para actualizar su conteo de víctimas de asesinato en esta campaña electoral: el de Emigdio López Avendaño, aspirante del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) a diputado local en el Estado de Oaxaca, ocurrido el día anterior, elevó la cifra fatal a 132 políticos, de los que 28 eran precandidatos y 20 candidatos registrados.

Ignoraba que sus datos acababan de ser superados con el atentado mortal, también en Oaxaca, contra Raymundo Carmona, postulado a la alcaldía de Pochutla por el Partido de la Revolución Democrática.

Quienes han seguido el ritmo creciente de los asesinatos en México, probablemente supondrán que se trata de otra de las dramáticas expresiones de este fenómeno. Salazar aclaró que no es necesariamente así. De la campaña presidencial anterior, la del 2012, Etellekt indica que hubo 9 asesinatos de políticos, de los que uno era candidato: la cantidad este año se multiplica por 15.

Rapé Monero, un poular caricaturista, lo resumió este miércoles en una viñeta que simula una gráfica de encuestas: las columnas verticales de las tres alianzas competidoras aparecen superadas por la de una pistola humeante.

Poderes tradicionales
Al 25 de junio, Etellekt había registrado 543 agresiones contra candidatos, lo que incluyen 179 amenazas y actos de intimidación, 63 agresiones físicas, 51 atentados contra familiares, 47 agresiones con arma de fuego, 35 asaltos con violencia, 19 heridos con arma de fuego y 19 secuestros.

Según Salazar, una de las razones de tanta violencia se encuentra en los fuertes cambios políticos que está registrando el país, con el desplazamiento de los grupos de poder tradicionales, lo que “ha dejado sueltas todas estas estructuras políticas”.

El ascenso de Morena, un partido creado alrededor de un candidato presidencial con un discurso moderadamente antisistema y que encabeza las encuestas, Andrés Manuel López Obrador, provoca nerviosismo y descontrol en las organizaciones crecidas en el sistema, tanto en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), que fue hegemónico desde 1929 hasta 2000 y regresó al poder en 2012, como en el Partido Acción Nacional (PAN, que gobernó de 2000 a 2012) y otros menores que han formado un multipartidismo bien acomodado en la cultura política priísta.

En su disputa por el segundo lugar, los candidatos presidenciales de PAN (Ricardo Anaya) y PRI (José Antonio Meade) se han arrojado acusaciones de corrupción. Pero a López Obrador no le han hallado flancos y los misiles van contra sus cercanos. En un debate, Meade atacó a López Obrador con acusaciones contra Nestora Salgado, candidata de Morena al Senado. La llamó secuestradora que está libre por fallas de la policía.

Acusaciones infundadas
Salgado, quien fue coordinadora de la Policía Comunitaria (órgano de voluntarios en comunidades indígenas, amparado por una ley estatal, la 701) del municipio de Olinalá, estuvo en prisión por lo que los jueces determinaron que eran acusaciones infundadas, y la declararon inocente, tras la intervención en su favor de Derechos Humanos de la ONU. “Es un cínico y mentiroso”, dice Salgado a El Periódico. “Yo no me fugué de la cárcel, salí con documentos que dicen que estoy libre de delito”.

Guerrero, el estado de donde Salgado es originaria, concentra dos terceras partes de los asesinatos de candidatos. “Meade le da legitimidad a cualquier atentado en mi contra”, denuncia Salgado, “de hecho legitimiza el asesinato de cualquier candidato”.