Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Protesta en Buenos Aires

Miles de personas piden al Gobierno la emergencia alimentaria en Argentina

Los manifestantes han acampado en el centro de Buenos Aires donde se han improvisado ollas populares para paliar el problema del hambre

ABEL GILBERT
11/09/2019

 

"Queremos comer". El reclamo se ha transformado en grito y consigna en los carteles que han poblado la Plaza de Mayo, frente a la sede presidencial argentina en Buenos Aires. Miles de hombres, mujeres y niños han recorrido el centro de la ciudad y han intentado acampar en una zona emblemática, frente al edificio del ministerio de Desarrollo Social, para solicitar al Gobierno de derechas que decrete la emergencia alimentaria, aumente en un 50% los fondos dedicados a la protecciones de los que menos tienen y comida para los comedores que pululan como hongos frente a la crisis.

En esquinas aledañas a la zona financiera se han instalado ollas populares. Porotos y harina. Frente al humo de una de esas ollas, Silvia Saravia, de la organización social Barrios de Pie, ha dicho que el presidente Mauricio Macri "ha fracasao por completo". Cuando asumió la presidencia en el 2015, Macri prometió dejar a cero los índices de pobreza. Ahora terminará su mandato con un 40% de argentinos bajo esta condición.

Hace semanas que la capital argentina es el escenario de movilizaciones similares. El problema del hambre adquirió mayor visibilidad desde el momento en que las opciones de Macri de ser reelegido en las presidenciales del 27 de octubre se convirtieron en nulas. Tres de cada diez niños tienen los estómagos vacíos, se ha denunciado en esta nueva marcha.

UN DESPROPÓSITO

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, ha considerado un despropósito decretar la emergencia alimentaria."Yo diría que hay gente que está pasando necesidades, no llegaría a decir están en una situación de no comer, ha dicho la ministra que más empatía muestra con el presidente brasileño, el ultraderechista Jair Bolsonaro. "Si pasan hambre tienen comedores y una cantidad de lugares donde poder ir", ha asegurado Bullrich. La ministra opina que las personas que salen a las calles a protestar pierden la oportunidad de obtener un trabajo.

En la sede presidencial, muy cerca de las ollas humeantes, Macri ha pedido a los empresarios que entreguen un bono extra de unos 80 euros a sus empleados para paliar la pérdida salarial derivada de una nueva devaluación de más del 30%. "Pongan el hombro", ha dicho.

A pocos metros del despacho presidencial no cesaba el pedido de comida, justo en un país que se ha jactado de ser el granero del mundo. El presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario, la ciudad natal de Leo Messi, Raúl Meroi, acaba de profetizar que Argentina producirá en una década "alimentos para abastecer a 600 millones de personas". Muchísimos hombres, mujeres y niños argentinos no han sido invitados a sentarse a esa mesa de la abundancia.