+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

POR SORPRESA A LOS 60 AÑOS

Muere de un ataque cardiaco Néstor Kirchner

El expresidente argentino estaba hospitalizado tras sufrir un infarto

 

Néstor Kirchner, en una foto de archivo. -

ABEL GILBERTABEL GILBERT 27/10/2010

El expresidente argentino Néstor Kirchner ha fallecido hoy como consecuencia de una complicación cardiaca en la localidad patagónica de Calafate. La noticia de su deceso ha provocado conmoción en el país. Kirchner ha ingresado en estado grave debido a un empeoramiento de una afección cardiaca en un centro médico de Calafate, ciudad a la que había viajado esta semana junto a su esposa, la presidenta Cristina Fernández Kirchner, quien mantiene reposo por unas anginas. En los últimos años, Kirchner había sufrido dos serias complicaciones coronarias. La última, en septiembre pasado. A pesar de la gravedad de su enfermedad, el expresidente, un verdadero "animal político", volvió al trabajo de inmediato.

Kirchner, esposo de la actual presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, había nacido el 25 de febrero de 1950. Ocupó la presidencia del país del 25 de mayo del 2003 al 10 de diciembre del 2007, cuando fue sucedido por su esposa. Actualmente ocupaba el cargo de secretario general de la Unión Sudamericana de Naciones (UNASUR) y aspiraba a presentarse como candidato a las elecciones argentinas de octubre del 2011.

Se inició políticamente en los años 70 en la Juventud Peronista. De profesión abogado, fue gobernador de la patagónica provincia de Santa Cruz por tres legislaturas. Asumió la presidencia argentina el 25 de mayo del 2003, cuando todavía eran muy visibles los efectos de la gran crisis de diciembre del 2001. Durante su mandato, el país comenzó un complejo proceso de recuperación política e institucional.

Los Kirchner formaban una sólida pareja política. El exmandatario era también presidente del Partido Justicialista (peronismo). El nombre de Kirchher generaba fuertes pasiones, a favor y en contra. Será recordado, entre otras cosas, como el presidente que reactivó los juicios contra los represores que violaron los derechos humanos durante la última dictadura militar (1976-83).