Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Una octogenaria griega conoce a la familia judía que salvó del holocausto

El reeencuentro estuvo presidido por las lágrimas y una gran emotividad

EFE
04/11/2019

 

Sarah y Yossi Yanai se fundieron el domingo en un abrazo cargado de historia y emotividad con Melpomeni Dina. Los primeros, supervivientes del Holocausto y  la segunda, su salvadora, se reencontraron  en Jerusalén. Les acompañaron los casi 40 descendientes de aquella familia que entonces eran seis personas y que Dina ocultó de los nazis.

"Escuché historias sobre ella durante muchísimos años, lo que su familia hizo por mi papá (Yossi) y su familia. Era como una leyenda, y de repente es de carne y hueso, es una persona real y me emociona mucho verla aquí", declaró a Efe Rafeket Dor, al conocer a Melpomeni.

Sarah , Yossi, otros tres hermanos y su madre Mari  fueron ocultados por Melpomeni y sus hermanas en su casa en la ciudad griega de Veria, donde permanecieron varios meses a finales de la segunda guerra mundial, hasta que lograron escapar.

El domingo, en el Centro Internacional para la Memoria del Holocausto en Jerusalén, Yad Vashem, se reencontraron y Sarah, junto a su hermano Yossi, presentaron a Melpomeni, de 92 años, a sus casi 40 hijos y nietos, quienes saludaron personalmente a una de las principales responsables de que su familia no fuera capturada por los nazis.
 
Todos los descendientes de la familia salvada por Melpomeni Dina (en el centro). / EFE / PABLO DUER

"Es una emoción enorme recibirla acá en Israel y que pueda conocer a nuestras familias", expresó a Efe Sarah, notablemente emocionada, y sentada junto a su salvadora, con quien lloró durante varios minutos.

"Ella salvó a toda mi familia y ahora puede ver a la gran familia que construimos. Es tan increíble lo que hizo, corrió un peligro inimaginable al ocultarnos", agregó Yanai, de 86 años, sobre Melpomeni.

Melpomeni, que viajó especialmente desde Grecia para conocer a las familias de Sarah y Yossi, no pudo contener las lágrimas cuando los nietos más pequeños se acercaron a abrazarla y le dieron un beso en la mejilla.

"Estoy muy feliz de verlos a todos ustedes y con buena salud", dijo. "Hay que enseñar al pueblo a hacer el bien, porque cuando uno hace algo bueno, lo volverá a recibir en algún momento de su vida".

El vínculo entre Melpomeni y Yossi y Sarah surgió durante la guerra gracias a la relación entre la madre de estos últimos, Mari, y una joven llamada Efthimia, a quien esta había enseñado costura de forma gratuita, ya que la aprendiz no tenía padres y apenas tenía dinero.

Tras haber pasado un tiempo encerrados en el ático de otra familia, Efthimia ofreció a Mari y sus cinco hijos que se ocultaran en su casa, donde vivieron durante varios meses junto a sus hermanas menores, Bithleem y Melpomeni, quien  recuerda a Sarah cómo jugaban juntas y se dividían el poco pan que tenían para comer.

Tanto Melpomeni como sus hermanas fueron reconocidas como Justos entre las Naciones, un reconocimiento que otorgan Israel y Yad Vashem a aquellos no judíos que salvaron a judíos durante el Holocausto. Sus nombres están grabados en el Muro de Honor en el Jardín de los Justos entre las Naciones en Yad Vashem. 

Las noticias más...