Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Ortega intenta tomar la iniciativa y lidera una manifestación en Managua

El presidente nicaraguense, muy desacreditado tras las protestas contra su Gobierno que han dejado 63 muertos, vincula a la oposición con los que "incitaron" la guerra civil en los 80

ABEL GILBERT
01/05/2018

 

Después de ser vitoreado por los miles de seguidores que se reunieron en la Plaza de las Victorias, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, ha puesto sus condiciones para llevar adelante un diálogo que permita resolver la crisis política derivada del fallido intento de reforma de la seguridad social. Según los organismos de derechos humanos, citados por el diario opositor 'La Prensa', los disturbios que duraron varios días se cobraron 63 muertes.

El mandatario nicaraguense comparó las protestas lideradas por los estudiantes con hechos de la guerra civil que desangró a este país durante los años ochenta. “Lamentablemente, los mismos que incitaban a la guerra antes, incitan a la violencia ahora y en medio están nuevamente las víctimas de la violencia, los fallecidos (...) Han provocado una profunda herida en el corazón de la patria, los sembradores de odio. La patria está de duelo”, dijo.

Ortega, cuya renuncia reclaman los estudiantes y la oposición, aseguró que lo ocurrido en los últimos días está siendo investigado “para que puedan encontrarse a los culpables” y que se entienda “de una vez por todas que Nicaragua entera ya escogió el camino de la paz y la seguridad”. El hombre que se mantiene en el poder desde hace 11 años le pidió “fuerza a Dios” para ser “instrumento de paz y para que cuando haya odio, sembremos amor”.

Mesa de diálogo
Respecto a la mesa de diálogo que debería tener a la Iglesia como mediadora dijo apenas que “está pendiente” de su constitución y que solo girará alrededor de asuntos que tienen que ver con la justicia social y la seguridad. El ex comandante de la dirección histórica del sandinismo, Henry Ruiz, consideró que Ortega no está en condiciones de imponer cómo deben de ser esas conversaciones. “Es evidente que el diálogo tiene una naturaleza política y uno de esos temas tiene que ver con la salida de Daniel Ortega del poder”, dijo Ruiz.

En ese contexto, representantes de más de cien organizaciones de la sociedad civil y los organismos humanitarios pidieron este lunes la destitución de los principales mandos de la Policía Nacional a los que vincula con las muertes o las fuerzas de choque. El acto realizado en Managua buscó mostrar a Ortega otra vez controlando los resortes de la política. “El lugar, que en muchas otras ocasiones ha lucido abarrotado, esta vez a duras penas se mostró lleno en ciertas áreas de la plaza. Durante las horas previas, buses medio vacíos trasladaron a los simpatizantes del Gobierno; muchos de ellos trabajadores estatales”, señaló la revista 'Confluencia' sobre el mitin. Los estudiantes, en tanto, prometieron volver a las calles.