+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario La Crónica de Badajoz:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 
 

CRISIS POLÍTICA EN CARACAS

El Parlamento de Venezuela convoca a una rebelión popular contra Maduro

A pocas horas de la 'toma de Venezuela' la oposición insta al Ejército a no obedecer las órdenes del Gobierno

 

ABEL GILBERT / BUENOS AIRES
24/10/2016

A pocas horas de la 'toma de Venezuela' en rechazo a la decisión del Consejo Nacional Electoral (CNE) de suspender el referéndum revocatorio del mandato de Nicolás Maduro, la Asamblea Nacional (AN), donde la oposición tiene mayoría calificada, ha convocado a la sociedad a la "defensa activa" de la Constitución hasta que se restituya el "orden constitucional". Para la Mesa de Unidad Democrática (MUD), el chavismo, al dejar la consulta en el limbo, ha dado de hecho un golpe de Estado. Por eso, el Parlamento venezolano ha declarado roto el orden constitucional y ha acordado abrir la puerta para promover un juicio político contra Maduro.

A la vez, la Cámara solicitará la activación de mecanismos internacionales que faciliten la recuperación de las instituciones. La AN ha decidido denunciar al régimen chavista ante el Tribunal Penal Internacional por frenar el revocatorio, designar autoridades suplentes en el CNE y elegir a magistrados del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), organismo al que califican de peón del poder Ejecutivo. La oposición ha hecho una llamada explícita al Ejército instándole a "no obedecer o ejecutar ningún acto contrario a la Constitución".

Diosdado Cabello, el expresidente de la AN y uno de los hombres fueres del chavismo, ha respondido con sorna a la ofensiva de la MUD. "Terminó el 'show de la AN': Maduro sigue siendo presidente, el poder legislativo tocando fondo, un pueblo chavista moralizado y en combate", ha resumido. "Otro fraude de la dirigencia de la MUD, les prometieron a su gente que la sesión de est domingo sería definitiva. Van de mentira en mentira, qué pena", ha añadido.


HORAS DE MÁXIMA TENSIÓN

Las próximas horas serán aún más tensas en Venezuela. No solo por lo que ocurrirá el miércoles, cuando la oposición tratará de reconquistar en la calle la posibilidad de celebrar la consulta revocatoria. Un día antes de la movilización, el sector más duro de la oposición buscará con el implícito aval de Henry Ramos Allup, el presidente de la AN, promover la destitución de Maduro sobre la supuesta base de que tiene doble nacionalidad: venezolana y colombiana.

"¿Cómo es que en Venezuela hay una dictadura si ustedes lograron ganar unas elecciones?", se ha mofado durante la caldeada sesión del domingo la diputada chavista Tania Díaz. Ha sido, la de este domingo, una jornada tormentosa. Simpatizantes del Gobierno han irrumpido en el hemiciclo. "¡Y va a caer, y va caer, esa Asamblea va a caer!", "El pueblo arrecho reclama sus derechos" y "Allup maricón", han sigdo algunas de las consignas que han coreado

'El asalto al Parlamento', ha titulado el diario 'El Nacional'. "Una de la cosas que más daño le hace al Gobierno es el conflicto de poderes (...) Ojalá podamos dirimir nuestras diferencias en paz. O vemos cómo arreglamos las cosas, o vamos a terminar matándonos. Creo en el diálogo y la conversación, pero tenemos que ver qué hacemos porque vamos muy mal, va muy mal el país", ha valorado Ramos Allup. "¡No hay ideas, argumentos, solo violencia. Los derrotaremos con la Constitución! Se acabaron las ideas, los argumentos, el apoyo popular, lo que les quedó es tomar por asalto el hemiciclo de la AN!", ha dicho, por su parte el gobernador del estado de Miranda, Henrique Capriles.

En la noche del jueves, juzgados de seis estados dejaron en el limbo la organización de la consulta "hasta nueva orden judicial" por considerar que existe la sospecha de maniobras de fraude electoral cometidas meses atrás al presentar ante el CNE el 1% de las firmas del padrón requeridas para avanzar por el camino del revocatorio. Esta medida se conoció a pocos días de la recogida del 20% de los avales necesarios para que se vote la salida del presidente Maduro y en momentos que el expresidente español José Luis Rodríguez Zapatero encabeza una misión mediadora de escasos frutos hasta el momento.